publicidad

Lazan Oli, la primer muñeca con Síndrome de Down
Otros

Lazan "Oli", la primer muñeca con Síndrome de Down

Oli tiene rasgos físicos y características de un niño con Síndrome de Down

  • 01/03/2018
  • 13:20 hrs.
En el marco del Día Mundial del Síndrome de Down, lanzarán la primera muñeca con Síndrome de Down, que tiene rasgos y características con los que niños que padecen el síndrome se identificarán y podrán ampliar su capacidad de juego.

La empresa argentina Casita de Muñecas fue la encargada de la fabricación de estos innovadores juguetes.

>>Te puede interesar: El desayuno para niños que mejora el rendimiento escolar 

Oli, primer muñeca con Síndrome de Down 


La muñeca Oli, como llamaron a este innovador juguete, es el primer bebé con Síndrome de Down que busca inculcar la aceptación de las diferencias y la diversidad humana en los niños.

“Para nosotros, el concepto de diversidad es muy importante ya que creemos que amplía la capacidad de juego de los niños. El objetivo es ayudar a que todos los chicos puedan aprender sobre las diferencias que existen entre todas las personas y lo naturalicen”, afirma el dueño de la empresa Casita de Muñecas, Federico Galanterni.

muñeca con síndrome de down

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Según el empresario, la idea de esta muñeca con síndrome de down surgió gracias a una anécdota que le tocó el corazón.

“Una persona nos contó que le preguntó a una nena con Síndrome de Down si le gustaban las muñecas, pero la nena respondió que no, porque no había ninguna que se pareciera a ella”, cuenta Galanterni.

Luego de escuchar esto, la empresa se puso a trabajar en Oli, para ayudar a la pequeña y a otros niños que seguramente estaban pasando por lo mismo.

La Cámara de la Industria Argentina del Juguete y la Asociación Síndrome de Down respaldaron la creación de este juguete que fue presentada al público el 20 de marzo en Buenos Aires, Argentina.

¿Qué opinas? ¿Le comprarías este juguete a tus hijos?

>>Te puede interesar: Plaza Sésamo incluye a Julia, una muppet con autismo 

 

publicidad

publicidad

publicidad