Las vacunas covid podrían no funcionar en algunas personas, ¿por qué?

Las vacunas contra covid están hechas para protegernos de la infección, pero… ¿Qué pasa cuando no funcionan como deberían?

Las vacunas contra covid están hechas para protegernos de la infección, pero… ¿Qué pasa cuando no funcionan como deberían? Algunas personas corren este riesgo y en Estados Unidos ya se han llegado a dar casos de individuos que no ven una funcionalidad de la inyección.

Las vacunas covid podrían no funcionar en algunas personas, ¿por qué?

Un ejemplo de esto es el de María Hofmann, una mujer estadounidense de 36 años quien ya se encuentra totalmente vacunada (con las dos dosis) pero que sigue dudando sobre su participación en eventos con más gente por miedo al contagio. ¿A qué le teme María?

imagen-cuerpo

Puedes leer: ¿Son seguras las vacunas contra covid en el embarazo?

¿Por qué las vacunas contra covid no funcionan en algunas personas?

Aunque María ya tiene el esquema completo de las vacunas contra covid, acaba de recibir un trasplante de riñón y se encuentra inmunocomprometida. The Washington Post informa que ella pertenece al 3% o 4% de la población de EUA para quienes las vacunas contra covid podrían no funcionar muy bien o simplemente no hacerlo.

Un artículo publicado el 14 de abril en el journal JAMA menciona que las personas con defectos graves de las células B no van a responder de buena manera a la infección y a la aplicación de vacunas contra covid. Esta revista científica agrega que ya existen informes de variantes preocupantes que se dan en pacientes inmunodeprimidas porque tienen una viremia prolongada. Debido a esto, resalta dicho journal, estos individuos son fuentes potenciales de variantes resistentes.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos define la viremia como la presencia de virus en la sangre.

Los estudios emergentes apuntan que entre el 15% y el 80% de los individuos con ciertos padecimientos como cánceres de sangre o que han tenido trasplantes de órganos, se encuentran generando pocos anticuerpos. Hofmann, por ejemplo, recibió la recomendación de su doctor de actuar como si todavía no hubiera sido vacunada, a pesar de que sí se le pusieron todas las dosis.

Otro problema es que no existe mucha información al respecto de la seguridad y eficacia de las vacunas contra covid en personas inmunosuprimidas, pues en su prisa por desarrollar una manera de proteger a la mayor cantidad de personas posibles, los fabricantes de vacunas no incluyeron a esta población en sus ensayos clínicos.

Este problema con las vacunas contra covid no ha pasado desapercibido por los especialistas de Estados Unidos y tanto la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Rochelle Walenski, como el epidemiólogo asesor de la Casa Blanca, Anthony Fauci, ya reconocieron que hay desafíos que atenderse con estos pacientes, reconociendo que encontraron el primer caso documentado de la “cepa de Nueva York” en una persona que tenía SIDA avanzado.

"Las primeras investigaciones muestran que estas variantes podrían surgir en un huésped único, en una persona inmunodeprimida", mencionó Walensky

imagen-cuerpo

También te puede interesar: Combinar vacunas contra covid aumentaría reacciones adversas: estudio

Para la mayoría de las personas con VIH y otros padecimientos autoinmunes como la artritis reumatoide, los primeros datos apuntan que las vacunas contra covid les pueden dar cierta protección, aunque tal vez en menor medida, pero existe una preocupación para las personas con cánceres sanguíneos y los que han recibido trasplantes. Una parte de la respuesta debilitada parece estar asociada con ciertos medicamentos inmunosupresores y, potencialmente, con un esteroide que se receta con frecuencia, menciona el Washington Post.

“El riesgo es muy diferente para las personas como yo, que se encuentran en mi situación... me encuentro actuando en su totalidad como si no me hubieran vacunado nunca”, concluyó Hofmann.

(Con información del Washington Post)