publicidad

¿Las mutaciones del coronavirus afectan el desarrollo de una vacuna?
Covid-19

¿Las mutaciones del coronavirus afectan el desarrollo de una vacuna?

La forma en que un virus cambia puede determinar la efectividad de una vacuna a largo plazo

  • MELISSA SIERRA
  • 20/04/2020
  • 15:47 hrs.

La creación de una vacuna contra el coronavirus causante de la covid-19 es una de las mayores esperanzas para terminar con la pandemia, pues su aplicación representaría la inmunidad de la población para poder volver a la normalidad sin que se corra el riesgo de contraer la enfermedad.

Ante ello diversas compañías farmacéuticas y centros de investigación se encuentran desarrollando prototipos de vacunas que logren combatir el virus SARS-CoV-2, e incluso algunos de ellos ya se están aplicando en ensayos clínicos.

Sin embargo, ante la necesidad de crear una vacuna que logre detener la propagación del virus lo antes posible, diversos expertos han alertado sobre una posible mutación del coronavirus, lo que podría alentar el proceso de desarrollo de inmunizadores o los podría volver menos efectivos.

Es importante recordar que la función de una vacuna es exponer al organismo a un agente externo para que éste produzca anticuerpos. Los anticuerpos se encargan de atacar los antígenos del virus, que representan el punto de unión entre un virus y una célula humana.

Mínima mutación del virus...

Se sabe que los virus causantes de distintos padecimientos tienden a mutar con el paso del tiempo y dependiendo del tipo de mutación que sufre un virus, es que una vacuna puede volverse efectiva a corto o largo plazo.

De acuerdo con Anthony Fauci, principal experto médico de Estados Unidos en la pandemia y miembro del grupo de trabajo sobre coronavirus del presidente Donald Trump, la mutación de un virus se traduce en el cambio del código genético de éste, y hasta ahora, se han identificado 11 diferentes mutaciones del virus SARS-CoV-2.

Estos cambios en el código genético suceden cuando un virus entra en las células humanas y crea copias de sí mismo para infectar el organismo, en este proceso a veces se presentan errores en la replicación que provocan la creación de una nueva cepa.

Pese a ello, indicó el especialista para The New York Times, la mayoría de estos cambios en los genes del virus no modifica la forma en que funciona, por lo que una vacuna podría ser efectiva para más de una cepa.

También lee: ¿El coronavirus podría alojarse en los testículos?

Este es el caso de la vacuna contra el sarampión, la cual sigue siendo efectiva desde 1950, pues aunque se han desarrollado diferentes cepas del virus, la forma en que éste interactúa y se une al organismo sigue siendo la misma, por lo que su inmunizador es universal y sólo debe aplicarse una vez.

El virus puede mutar y afectar la efectividad de una vacuna

Por otro lado, existen mutaciones que provocan un cambio en la forma en que el virus se une a las células del cuerpo, lo que provoca que los anticuerpos de una vacuna no puedan detener la forma en que más de una cepa del virus se replica en el organismo.

Con este tipo de mutación cambia el antígeno del virus, por lo que los anticuerpos previamente desarrollados no dejan de cumplir su función, pero no pueden combatir otras cepas del mismo virus.

"Lo que sucederá en muchos virus es que se infectara con la cepa A; su sistema inmunológico aprende a reconocer esa proteína de la superficie, pero luego el virus puede mutar de tal manera que aunque cumple su función, sus anticuerpos contra la cepa A ya no reconocen a la cepa B."

Cuando ocurren este tipo de mutaciones en el virus, las vacunas que se desarrollan son temporales y pueden no resultar tan efectivas debido a los constantes cambios que sufre el virus.

Ese es el caso de la vacuna contra la influenza, que debido a las constantes mutaciones del virus que la provoca, debe aplicarse cada año previo a la temporada de enfermedades respiratorias.

También lee: ¿El VIH aumenta el riesgo de covid-19?

En el caso de que el coronavirus SARS-CoV-2 mute de esta forma, las posibles vacunas que se desarrollen sólo provocarán una inmunidad parcial, por lo que los investigadores tendrían que acelerar esfuerzos para crear diferentes dosis dependiendo de la aparición de nuevas cepas. 

El panorama de una vacuna contra la covid-19...

Es importante recalcar que el coronavirus causante de la covid-19 aún continúa siendo estudiado, por lo que es muy pronto determinar qué tipo de mutaciones sufre y si una posible vacuna universal es viable.

Hasta ahora se ha identificado que el virus ataca la proteína espiga de las células humanas, con lo que logra infectar al cuerpo, por ello, los esfuerzos para crear una vacuna se han centrado en bloquear dicha proteína, pues no se ha demostrado que este mecanismo cambie.

Además, aún no se descubre qué tipo de inmunidad provoca en el organismo una vez que éste ya estuvo expuesto a la infección, así que aún no se puede determinar cuándo se podrá tener una vacuna y qué tan efectiva será ésta.



publicidad

publicidad

publicidad