publicidad

Otros

La longevidad se la debemos a las abuelas

Teoría pretende demostrar que las abuelas aumentaron la esperanza de vida de los primeros hombres.

  • 26/10/2012
  • 09:33 hrs.

En 1997 Kristen Hawkes, propuso la “hipótesis de la abuela”, que expone “los humanos lograron una mayor esperanza de vida porque las abuelas ancestrales ayudaron en la alimentación de los nietos”

Teoría que ha sido objeto de debate, ya que una de las principales críticas que se le atribuyen es que carece de fundamento matemático, a lo que su autora, ha conseguido darle soporte mediante simulaciones por ordenador.

El estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B–, indican que los cuidados de las abuelas a sus nietos pueden aumentar en 49 años la esperanza de vida, en un corto período de tiempo evolutivo.

Dicha teoría se basa en hipótesis de que los primeros hombres vinieron de África, y que somos parientes de los simios, que con el tiempo evolucionaron al hombre moderno derivados del homo sapiens.

Según la hipótesis, cuando las abuelas ayudan a alimentar a sus nietos, después del destete, sus hijas pueden engendrar más hijos en intervalos más cortos.

Al permitir a sus hijas tener más hijos, unas pocas hembras ancestrales, que vivieron el tiempo suficiente para llegar a ser abuelas, pasaron sus genes de la longevidad a sus descendientes.

Y es que los últimos dos millones de años, el entorno cambió, haciéndose más seco y disminuyeron los bosques en África indicó la especialista.

Así que las madres tenían dos opciones: Ir en busca de bosques con alimentos disponibles para que los bebés destetados se alimentaran solos, o seguir alimentando a sus hijos después de que fueran destetados.

Los primates que se quedaron cerca de las fuentes de alimentos para que las crías destetadas pudiesen alimentarse "son nuestros primos, los grandes simios", afirma Hawkes, mientras que "los que comenzaron a explotar recursos que las crías pequeñas no podían manejar, evolucionaron, gracias a la ayuda de las abuelas, hasta convertirse en seres humanos".

Por lo que a medida que los ancestros humanos evolucionaron, la hipótesis marca que la ayuda de dichas abuelas ancestrales pudo alargar la esperanza de vida en primates, en menos de 60.000 años.

Hipótesis ante la cual, aun quedan dudas, pero de la especialista con el tiempo, espera dar mayor sustento. (Con información de 20 minutos.es)

publicidad

publicidad

publicidad