publicidad

Otros

Hierro puede reducir problemas de conducta

Investigación estadounidense encontró que cuando un niño con bajo peso recibe pequeñas dosis de este mineral tiene un desarrollo igual que un niño con peso normal.

  • 10/12/2012
  • 17:17 hrs.

 Problemas de conducta, como ansiedad o depresión, pueden reducirse de forma importante en los niños que nacen con bajo peso, si se les administran suplementos de hierro, según refirió una investigación de la Universidad de Umea, en Suecia, y publicada en Pediatrics.

El equipo de investigadores, liderado por Staffan Berglund, observó a 285 bebés que habían nacido con bajo peso, y cuando éstos cumplieron las seis semanas de vida, los científicos eligieron aleatoriamente a algunos de ellos para darles gotas con o sin hierro cada día hasta que cumplían 6 meses.

Al cumplir los 3 años y medio, los niños realizaron un test de coeficiente intelectual y encuestaron a sus padres sobre los comportamientos de sus hijos.

Al analizar los datos arrojados, se analizó y comparó a quienes habían recibido las gotas de hierro y placebo con  respecto a otros 95 niños que habían nacido con un peso adecuado.

Después de realizar una comparación, observaron que no existían diferencias entre los bebes que habían sido sometidos a un régimen de hierro con los que tenían un peso normal. Sin embargo, aquellos que habían tomado gotas de placebo tenían problemas de conducta, como ansiedad, depresión, problemas de atención y sueño.

Casi 13% de los bebés a los que se les había suministrado placebo registraron problemas frente a aproximadamente el 3% de aquellos que habían recibido gotas de hierro o que tenían un peso normal.  

Los resultados evidencian que una deficiencia de hierro en la infancia podría ser causa directa de problemas de comportamiento en la infancia, afirmaron autores.  

 En general, los investigadores no han observado problemas estomacales o algún retraso en el crecimiento a consecuencia de la administración de hierro, aun cuando algunas investigaciones habían relacionado una ingesta excesiva con problemas en el crecimiento.

"Aquí es donde una onza de prevención vale una libra de cura", indicó el doctor Michael Georgieff, investigador de Desarrollo Infantil en la Universidad de Minnesota en Minneapolis (Estados Unidos).

El  doctor Betsy Lozoff, experto en conocer y estudiar efectos de la deficiencia de hierro en niños en la Universidad de Michigan (Estados Unidos), indicó, hasta la fecha, no se ha prestado mucha atención a los recién nacidos con bajo peso, "pero la evidencia delata que están en riesgo de problemas de conducta y por debajo de la función cognitiva ideal". (Europa Press)

publicidad

publicidad

publicidad