Hermanos mayores tendrían menor riesgo de infarto

El orden de nacimiento y el número de hermanos tendría que ver con el riesgo de sufrir padecimientos cardíacos, revela estudio.

Haber sido el primer hijo de una pareja tendría sus ventajas en motivos de salud, encontró un estudio, y es que de acuerdo con los autores, los primogénitos tendrían menor riesgo de infarto o enfermedad cardíaca.

Hermanos mayores tendrían menor riesgo de infarto

Sus resultados fueron publicados el 25 de mayo en The BMJ y aquí te decimos lo que encontraron.

imagen-cuerpo

Menor riesgo de infarto, una de las ventajas de nacer primero

Primero que nada, es importante que sepas cuáles son los factores de riesgo de las enfermedades cardíacas. El Texas Heart Institute explica que estos se dividen en dos: contribuyentes y mayores. Los primeros podrían incrementar el riesgo de enfermedad cardíaca y los segundos son escenarios que se sabe y se ha probado que aumentan dicho riesgo de infarto.

Dos de estos factores de riesgo tienen que ver con la familia:

+ Que sea heredado: Este instituto precisa que las enfermedades cardíacas tienden a ser hereditarias y que, por ejemplo, si los padres o hermanos de la persona tuvieron un problema circulatorio o cardíaco antes de los 55 años, entonces el individuo correrá con un mayor riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca que alguien que no tiene dichos antecedentes familiares.

+ Edad: Quizá este punto se contraponga un poco con el estudio publicado en The BMJ debido a que si la persona nace antes será mayor que la que nazca después, pero mientras más edad se tenga, incrementará el riesgo de infarto, apunta el Texas Heart Institute.

En palabras de los investigadores no solo el nacer primero influiría en el riesgo de infarto o enfermedades cardíacas, sino que también repercutiría el número de hermanos que se tenga.

Su objetivo fue descubrir si el número y el orden jerárquico de los hermanos podrían ser de importancia para el riesgo de mortalidad y enfermedad cardiovascular de las personas y encontraron que los primogénitos se asocian más con un efecto favorable sobre los eventos cardiovasculares y coronarios no mortales en ambos sexos.

imagen-cuerpo

“En comparación con los hijos únicos, los que tenían uno o dos hermanos presentaban un riesgo menor. Por su parte, los que tenían cuatro o más hermanos tenían un riesgo ajustado más alto de eventos cardiovasculares”, describieron los especialistas, quienes quisieron enfatizar que las personas con 3 o más hermanos eran más propensos a sufrir eventos del corazón.

Con las mujeres pasó algo similar, pues el riesgo de infarto solo era menor con las que tenían un hermano o más.

“Aquellas mujeres con tres hermanos o más, en comparación con las mujeres sin hermanos, presentaban un mayor riesgo de eventos cardiovasculares, y aquellas con dos hermanos o más también tenían un mayor riesgo. Las que solo tenían un hermano o más, tenían un riesgo de mortalidad inferior”, concluyeron los investigadores sobre la cantidad de hermanos y el riesgo de infarto.