publicidad

Vida Sana

Gripe vs. Resfriado ¿cuál es la diferencia?

Aunque los síntomas puedan ser similares, la gripe y el resfriado no son lo mismo.

  • 06/11/2015
  • 16:58 hrs.

Seguramente has escuchado a alguien que dice estar enfermo de gripe y a otros que tienen resfriado, pero ¿cómo saber la diferencia entre ambos?

La doctora Rosana Mainar, especialista en Atención Primaria, señala que es necesario saber la diferencia de ambas enfermedades para prevenirlas y curarlas.
 
En el caso del resfriado, la especialista señala que sus protagonistas son los estornudos, el picor de garganta, mocos y en ocasiones fiebre. Tiene una duración entre una y dos semanas, y cuando el virus se va, queda la tos que puede durar algunas semanas.
 
Sobre la gripe, ésta se manifiesta a los dos o tres días de haber contraído el virus y se caracteriza por tener fiebre baja, malestar general, mareos, enrojecimiento de cara y falta de energía. Los días siguientes se presentan dificultades para respirar, goteo nasal, tos seca, estornudos y la mayoría de las veces dolor de garganta, sin embargo estos síntomas desaparecen al quinto día, excepto la tos, el agotamiento y la fiebre, los cuales pueden durar varios días más.
 
Mainar indica que la forma en que los virus entran a nuestro organismo es por vía oral y respiratoria, normalmente por las microgotitas que expulsamos en la conversación, al toser, estornudar o al respirar.
 
Sobre las recomendaciones que da para tratar a ambas enfermedades se encuentran las siguientes:
 
Beber muchos líquidos para reponer los fluidos perdidos por la fiebre.
Descansar bien y guardar todo el reposo que sea posible.
Tomar analgésicos para calmar el dolor y la fiebre, evita automedicarte y acude con un especialista.
 
Para prevenir, la doctora recomienda lo siguiente:
 
Tener una dieta saludable.
Hacer ejercicio.
Evitar malos hábitos.
Consumir alimentos con vitamina C.
Lavarse siempre las manos de forma correcta.
Usar pañuelos desechables de papel.
Evitar entornos donde los virus están latentes.
Aplicarse las vacunas correspondientes, especialmente las personas más vulnerables como niños, adultos mayores, mujeres embarazadas o personas con enfermedades crónicas como cardiovasculares o pulmonares.
 
(Con información de Infosalus)
 
 

publicidad

publicidad

publicidad