Gente con tipo de sangre A o B tendría mayor riesgo de ataque cardíaco

“En comparación con las personas con sangre tipo O, los A o B tenían un riesgo combinado 8% más alto", informó la American Heart Association.

¿Existe una relación entre el tipo de sangre y la salud del corazón? De acuerdo con la Universidad de Pensilvania, las personas que no tienen un tipo de sangre tipo O presentan un menor riesgo de desarrollar un ataque cardíaco o enfermedades cardiovasculares.

Gente con tipo de sangre A o B tendría mayor riesgo de ataque cardíaco

¿A qué se debe esto? Los elementos de dicha institución indicaron en 2018 que todavía no se sabe la razón de esto, pero que los individuos con los tipos A, B o AB presentan un riesgo mayor.

¿Qué tiene que ver el tipo de sangre con el riesgo de coágulos sanguíneos?

imagen-cuerpo

Puedes leer: Análisis de sangre podría ayudar a detectar ataques cardíacos

Tu tipo de sangre podría hacerte más propenso a un ataque cardíaco

En enero de 2020, la American Heart Association (AHA) publicó un estudio en su journal en donde se informa el descubrimiento de que el tipo de sangre y la posibilidad de tener un ataque cardíaco sí está relacionado.

De acuerdo con la AHA, se estudió a más de 400 mil individuos y las personas que tenían un tipo de sangre que no era “O” tuvieron un riesgo mayor de padecer insuficiencia y ataque cardíaco. Esto tuvo que ver con los coágulos de sangre en las venas.

“En comparación con las personas con sangre tipo O, los tipos A o B tenían un riesgo combinado 8% más alto de ataque cardíaco y un 10% más de riesgo de insuficiencia cardíaca. En el caso de los coágulos, las personas de los grupos de tipo A y B tenían un 47% más de probabilidades de desarrollar una embolia pulmonar y un 51% más de probabilidades de trombosis venosa profunda”, advirtió esta asociación.

¿Algunos tipos de sangre podrían ser más espesos que otros?

Un estudio de 2017 publicado en BioMed Research International encontró que las personas con un tipo de sangreO” tienen un grosor de la capa fibrosa (FCT) más grueso y menos espesor en la capa fibrosa más delgada en comparación con las personas que no tienen este tipo de sangre.

imagen-cuerpo

También te puede interesar: Cánceres de la sangre, vinculados a una enfermedad covid-19 más grave

Mayor riesgo de ataque cardíaco, pero menor riesgo de presión arterial alta:

La AHA informa que si bien las personas con un tipo de sangre diferente al “O” presentaban un mayor riesgo de sufrir un ataque cardíaco, tener los tipos “A” y “B” redujo en un 3% el riesgo de presión arterial alta, en comparación con los tipos “O.

Sin embargo, los especialistas de esta asociación señalan que las personas no deben angustiarse con estos hallazgos, pues muchas de las enfermedades cardíacas se pueden prevenir mediante el estilo de vida y el tratamiento del colesterol alto y la hipertensión.

“No está claro por qué la sangre que no es tipo O reduciría la hipertensión cuando aumenta las enfermedades cardiovasculares, pero tampoco aconsejo que los pacientes con tipos de sangre distintos de O se angustien por estos resultados, sino que los usen para considerar cómo podrían tener un mejor cuidado y así prevenir las enfermedades cardiovasculares”, concluyó la directora médico del Programa de Trombosis y Hemostasia del Centro Médico de la Universidad de Vermont, Mary Cushman.

(Con información de la American Heart Association)