publicidad

Ganglios inflamados: efecto secundario de vacuna covid, no es cáncer
Covid-19

Ganglios inflamados: efecto secundario de vacuna covid, no es cáncer

Fotografía: CONSULTORSALUD

Esto no significa un cáncer y por lo tanto, deben evitarse pruebas innecesarias.

Mucho se ha hablado de los efectos secundarios producidos por las vacunas contra covid-19 y pese a que toda vacuna puede producir alguno de estos, a medida que aumentan las tasas de inmunización un efecto secundario que podría ser confundido con cáncer es ahora el centro de atención de los expertos: los ganglios linfáticos agrandados.

Te recomendamos: ¿Por qué los resfriados comunes aumentan en el regreso a clases?

Ganglios linfáticos agrandados: efecto secundario de vacuna contra covid

En ese sentido, los National Institutes of Health (NIH) definen a los ganglios linfáticos como estructuras en forma de frijol que forman parte del sistema inmunitario, cuya función es filtar las sustancias que el líquido linfático transporta y contienen linfocitos (glóbulos blancos) que ayudan a combatir infecciones y enfermedades:

“En todo el cuerpo hay cientos de ganglios linfáticos conectados entre sí por los vasos linfáticos. Se encuentran grupos de ganglios linfáticos en el cuello, la axila, el tórax, el abdomen y la ingle. Por ejemplo, en la axila hay entre 20 y 40 ganglios linfáticos. También se llama linfonódulo, nódulo linfático y nódulo linfoide.”

Así, el efecto secundario de agrandamiento de estas estructuras ha causado gran preocupación, pero los expertos han advertido que esto no significa un cáncer y por lo tanto, deben evitarse pruebas innecesarias:

“Las vacunas contra el coronavirus pueden causar agrandamiento de los ganglios linfáticos en la axila o cerca de la clavícula, lo que puede confundirse con un signo de cáncer”.

Al respecto, especialistas del Miami Cancer Institute refieren que un pequeño número de mujeres se han percatado que tienen nódulos linfáticos inflamados después de la aplicación de la vacuna contra el nuevo coronavirus, lo cual se confunde con un síntoma de cáncer de seno.

En ese sentido, Jane Mendez, jefa de cirugía del seno de Miami Cancer Institute, parte de Baptist Health reitera que unos cuantos nódulos linfáticos inflamados no son señal de cáncer de seno:

“Cualquier persona que se haya puesto la vacuna en el brazo probablemente experimentará alguna inflamación en los nódulos linfáticos de la axila, la región que incluye el área entre el seno y abajo del brazo”.

Además de lo anterior, la doctora Mendez explica que solamente un especialista podría determinar si se requieren estudios para diagnóstico de otras enfermedades:

“Algunas mujeres sienten un bulto algo doloroso en el área del seno y automáticamente asumen que es cáncer de seno. Lo más probable es que no lo sea, pero su médico puede determinar con certeza si existe la necesidad de realizar imágenes de diagnóstico”.

Entonces, ¿qué significa la inflamación de los ganglios?

Lo primero que sugieren los expertos es no asustarse ante la inflamación de ganglios pues es una reacción que puede considerarse normal después de recibir la vacuna de covid como aclara la oncóloga quirúrgica del Miami Cancer Institute, adraré Mautner:

“No se asuste, alrededor de un 10 a un 15 por ciento de las mujeres que reciben la vacuna para el coronavirus experimentan nódulos linfáticos inflamados. Este no es un síntoma de cáncer de seno, según ella. Es simplemente la respuesta natural de su cuerpo a la vacuna, igual que cuando su cuerpo está combatiendo un catarro o la gripe”.

También te sugerimos: Inician pruebas de vacuna contra covid con inmunidad hasta por 13 años

Con información: The New York Times y Baptiste Health


publicidad

publicidad

publicidad