Freidoras de aire no "curan" la obesidad: ¿moda o salud?

La epidemia de obesidad ha hecho que la población busque alternativas para mejorar la calidad de su alimentación o para lograr un “peso ideal”.

Recientemente las freidoras de aire han sido el centro de atención en las redes sociales, pues se dice, son una alternativa para cocinar sano, técnica culinaria de moda o no, en México diversas instituciones de salud han advertido la emergencia sanitaria que representa la epidemia de obesidad y diabetes en México y en ese sentido, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) refiere que se ha observado un incremento de obesidad en toda la población, particularmente en mujeres en edad reproductiva y que residen en zonas rurales.

Freidoras de aire no curan la obesidad: ¿moda o salud?

También te sugerimos: ¿Por qué la dieta mediterránea se considera la mejor dieta de 2020?

imagen-cuerpo

Freidora de aire no "curan" la obesidad: ¿moda o salud?

La emergencia ha hecho que la población busque alternativas para mejorar la calidad de su alimentación o para lograr un “peso ideal” y la oferta ha resultado amplia: desde productos light, cremas, pastillas, fajas reductivas, electrodomésticos, ropa, entre otros, pueden causar confusión respecto al tratamiento de la obesidad, por ello, es importante consultar siempre con un especialista y buscar información respecto a lo que el mercado nos ofrece.

Al respecto, la freidora de aire se ha convertido en tendencia en las distintas redes sociales, pues los especialistas han advertido que los alimentos fritos con aceite aportan grasas saturadas y calorías que pueden resultar perjudiciales para la salud como sugiere el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS):

“Si quieres perder grasa disminuye tu consumo de alimentos fritos, rebozados o empanizados porque tapan las arterias y provocan infartos”.

Bajo la anterior recomendación, actualmente, las freidoras sin aceite se han posicionado como una de las alternativas favoritas pero la realidad es que no fríen, pues el aceite es sustituido por aire que circula por el recipiente de los alimentos a gran velocidad y alta temperatura.

Una “freidora” sin aceite sí ayuda en la reducción del consumo de aceites para la cocción de alimento, aunque también puede ser utilizado en cantidades moderadas con este electrodoméstico tendencia o sin necesidad de adquirirlo, se puede reducir la cantidad de aceite gradualmente y por eso es que no deben promoverse como “la solución a la obesidad” pues el tratamiento de esta enfermedad requiere de un equipo multidisciplinario que asesore a cada uno de los pacientes en temas como actividad física, ejercicio, alimentación nutritiva, psicología, entre otras.

imagen-cuerpo

La freidora de aire no "cura" la obesidad, pero tiene estos beneficios…

Está claro que reducir el consumo de grasas saturadas como las que contienen los aceites, reporta beneficios para la salud, pero también se han encontrado algunas otras ventajas en el uso de las freidoras “de aire”, entre ellas:

- Fáciles de limpiar. Sin grasa presente, es más sencillo lavarla.

- Tiempo. El tiempo de cocción de los alimentos es más corto, comparado con la cocción en aceite.

imagen-cuerpo

La importancia de la alimentación nutritiva y equilibrada

Enfermedades como la obesidad son prevenibles y tratables, así como la diabetes mellitus, la hipertensión y el hígado graso y la alimentación es un eje fundamental de intervención y en ese sentido, información del IMSS también refiere que la atención comienza en el área de Nutrición, por ello, siempre debes consultar con un especialista.

Te recomendamos: Profeco advierte posible adulteración en dos marcas de café

Finalmente, las recomendaciones generales indican que deben evitarse los productos procesados, altos en azúcares y grasas saturadas, además de incorporar 30 minutos de actividad física al día y dormir por lo menos siete horas diarias.

Con información de: Instituto Nacional de Salud Pública, IMSS y BAZAR