publicidad

Otros

Fallece Tony Flores; tenía esclerosis lateral amiotrófica

El paro fue consecuencia de la esclerosis lateral amiotrófica que padecía desde 2015

  • 06/03/2017
  • 11:21 hrs.
El comediante mexicano Tony Flores de 67 años, falleció por un paro cardiorespiratorio, consecuencia de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que padecía desde abril de 2015.

Debido a la enfermedad, el comediantes había estado recluido en su casa los últimos meses, pero el domingo pidió salir, lo llevaron a un centro comercial y estando ahí falló el aparato que utilizaba para poder respirar, por lo que tuvo que ser trasladado al hospital donde falleció a las 19:49 horas.

“Mi padre llevaba muchos meses encerrado en casa y necesitaba salir. Todo estaba perfecto hasta que falló el aparato que le ayudaba a respirar y sobrevino el paro cardiorespiratorio. Lo llevamos al hospital pero murió a los pocos minutos de llegar, todo sucedió repentinamente”, informó su hija Gwendolyne.

No lo veían venir


Por su parte, Martha Paola, nieta de Flores, señaló que no se esperaban su muerte, pero están tranquilos porque ahora está descansando.

“En general, la familia está tranquila. No es algo que veíamos venir, pero sabemos que está en un mejor lugar”, dijo.

Añadió que el cuerpo será velado en una conocida agencia de la calle Félix Cuevas y posteriormente cumplirán con su última voluntad: incinerarlo y trasladar sus cenizas a su natal Guaymas, Sonora.

¿Qué es la ELA?


La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad de las neuronas del cerebro, el tronco cerebral y la médula espinal que controlan el movimiento de los músculos voluntarios. Las causas son desconocidas, aunque en uno de cada 10 casos se debe a cuestiones genéticas.

La ELA se caracteriza por la muerte o el desgaste de las células nerviosas motoras, las cuales ya no pueden enviar mensajes a los músculos.

Con el paso del tiempo, esto provoca debilitamiento muscular, espasmos e incapacidad para mover los brazos, las piernas y el cuerpo en general. Los malestares se van agravando hasta que la persona tiene problemas para respirar.

¿Cuáles son los síntomas?


Los síntomas se presentan a partir de los 50 años de edad, aunque en algunos casos, surgen en personas más jóvenes.

Las primeras señales de la ELA son:

  • Pérdida de la fuerza muscular y coordinación, sobre todo de brazos y piernas

  • Incapacidad para respirar o deglutir

  • Náuseas

  • Asfixia con facilidad

  • Babeo

  • Caída de la cabeza

  • Problemas del habla

  • Cambios en la voz, ronquera

  • Depresión

  • Calambres musculares

  • Rigidez muscular

  • Contracciones musculares

  • Pérdida de peso


¿Cómo se trata?


Actualmente no existe una cura para la ELA, pero sí tratamientos que reducen los síntomas.

La fisioterapia, rehabilitación y aparatos ortopédicos o silla de ruedas, son algunos métodos que ayudan al paciente a tener buena calidad de vida.

Cuando la persona ya tiene complicaciones para respirar, se utilizan máquinas que se conectan por la noche y ventilación mecánica constante.

Sin embargo, la enfermedad es progresiva y conforme avanza, se pierde la capacidad de desenvolverse o cuidarse.

En promedio, el afectado fallece de tres a cinco años después del diagnóstico; uno de cada cuatro, sobrevive más de cinco años y algunos más tiempo, pero siempre dependiendo del respirador artificial.

publicidad

publicidad

publicidad