publicidad

Exceso de peso, ligado a peor salud cardíaca aunque se haga ejercicio
Corazón

Exceso de peso, ligado a peor salud cardíaca aunque se haga ejercicio

foto en portada: pixabay.com

"La actividad física regular/insuficiente no compensa los efectos negativos de la obesidad y el sobrepeso", advirtieron los investigadores.

“No se puede estar gordo pero sano”, menciona el doctor de la Universidad Europea de Madrid, Alejandro Lucía, quien condujo una investigación sobre la influencia del sobrepeso en la salud cardíaca y, junto con su equipo, descubrió que la actividad física no elimina los efectos adversos del exceso de peso en el corazón.

Su estudio tuvo como fin evaluar la asociación entre las diferentes categorías de Índice de Masa Corporal (IMC) y los niveles de actividad física (AF), respectivamente, con la prevalencia de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y fue publicado el 22 de enero en el European Journal of Preventive Cardiology.

Esto fue lo que descubrieron los investigadores.

Puedes leer: ¿Cómo detectar un ataque cardíaco silencioso?

Actividad física aminora efectos de sobrepeso, pero sigue ligado a una peor salud cardíaca

El 22 de enero, la Sociedad Europea de Cardiología publicó un comunicado de prensa en el que apunta que no se puede estar “gordo pero en forma” pues las personas con sobrepeso seguían teniendo factores de riesgo aunque hicieran actividad física.

“La investigación uso datos de 527 mil 662 trabajadores que estaban asegurados por una empresa importante de prevención de riesgos laborales en España. El 32% eran mujeres y la edad promedio de los involucrados era de 42 años”, explicó dicha institución.

Para ver la influencia del sobrepeso en la salud cardíaca aunque se hiciera ejercicio, los especialistas clasificaron a las personas que participaron como “individuos con peso normal”, “sobrepeso” u “obeso”. Los niveles de actividad física que realizaban en su tiempo libre fueron autoinformados por los participantes y con ello también fueron clasificados en tres categorías:

+ Inactivos (no hacían ningún tipo de ejercicio)

+ Insuficientemente activos (que no cumplían con las recomendaciones mínimas establecidas por la Organización Mundial de la Salud para adultos: más de 150 minutos por semana)

+ Regularmente activos (que cumplían con lo recomendado por la OMS)

También te puede interesar: Obesidad podría debilitar el sistema inmune ante el covid-19: expertos

“Ser regular o insuficientemente activo otorgaba protección en comparación con la inactividad frente a todos los factores de riesgo estudiados dentro de cada grupo de índice de Masa Corporal. Sin embargo, vimos que la actividad física regular/insuficiente no compensaba los efectos negativos de la obesidad/sobrepeso”, describen los investigadores.

Los especialistas mencionan que las personas que tenían estos padecimientos seguían presentado un mayor riesgo de peor salud cardíaca en comparación con los participantes clasificados como “peso normal”.

“A pesar de que la actividad física aminora, en parte, los efectos dañinos de la obesidad/sobrepeso sobre el riesgo de enfermedades cardiovasculares, el exceso de peso corporal se encuentra asociado con un incremento importante en la prevalencia de los factores de riesgo principales”, concluyeron los expertos.

"La pérdida de peso debe seguir siendo un objetivo principal", recomendó el doctor Lucía


publicidad

publicidad

publicidad