publicidad

Otros

Evita el dolor de oídos en el avión

Es el transporte al que más población está expuesta en comparación con otras fuentes de riesgo en la descompensación como el buceo o el paracaidismo.

  • 08/12/2014
  • 15:50 hrs.

Los cambios de presión afectan a las cavidades de aire del organismo: oídos, senos paranasales y pulmones, donde las consecuencias de una descompresión rápida pueden ser muy graves. 

Ante tal situación, el avión es el medio al que más población está expuesta en comparación con otras fuentes de riesgo en la descompensación como el buceo o el paracaidismo.
 
Constantino Morera, presidente de la Comisión de Otología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y jefe de Servicio de esta especialidad en el Hospital La Fe de Valencia, explicó que el barotrauma es en un traumatismo provocado por los cambios bruscos de presión que se producen durante el buceo, el paracaidismo, el uso de cámaras hiperbáricas y en los viajes de avión.
 
Algunos de los síntomas van desde la sensación inicial de taponamiento, sordera (hipoacusia) leve, escuchar ruidos graves en el oído (acúfenos), dolor y en los casos más graves ruptura del tímpano y sangrado e incluso algún vértigo periférico.
 
¿Cómo prevenirlo?
1. Si tienes resfriado, catarro agudo o episodio alérgico, evita viajar en avión: Si no es posible cambiar de transporte, entonces hay que tomar los medicamentos adecuados como antihistamínicos y vasoconstrictores para tratar la mucosa nasal. Si existen cirugías recientes en el oído no se debe viajar en avión.
 
2. Regula la presión desde el inicio del viaje: Al momento del despegue y al aterrizar es cuando el cambio es más brusco; sin embargo, a lo largo de todo el trayecto debe ventilarse el oído con bostezos, movimientos mandibulares o masticando. Con masticar un chicle es suficiente.
 
3. Maniobra de Valsalva: Si bostezar no es suficiente para compensar las presiones, puede tomarse aire, taparse la nariz y la boca y  soplar aumentando la presión en faringe, a esto se le denomina maniobra de Valsalva, para ventilar el oído interno.
 
4. Mantente despierto: Es importante no estar dormido durante el aterrizaje, porque mientras dormimos,  el mecanismo de deglución se hace más lenta (Con información de Infosalus).
 

publicidad

publicidad

publicidad