publicidad

Otros

Estudio revela la evolución de la sonrisa

Dientes y mandíbulas evolucionaron de forma paralela, señala un estudio, demostrando que los peces primitivos sí tenían dientes.

  • 18/10/2012
  • 14:35 hrs.

Para que se forme una sonrisa es necesario tener dientes y mandíbulas, por lo que un grupo de investigadores ha descubierto el origen de esta mueca de alegría y satisfacción, relacionándola con el fósil de un pez primitivo.

Anteriormente se creía que los animales vertebrados de la antigüedad no tenían dientes sino mandíbulas para poder capturar a sus presas, no obstante, un grupo de paleontólogos de Bristol, el Museo de Historia Natural y la Universidad de Curtin, Australia, trabajaron con físicos suizos para estudiar las fauces de un primitivo pez mandibulado llamado Compagopiscis.

De acuerdo con Martin Ruecklin, de la Universidad de Bristol, y líder del estudio, esta investigación confirma que los peces primitivos sí tenían dientes.

Para Zerina Johanson, co autora de la investigación, y miembro académico del Museo de Historia Natural, "estos fósiles maravillosamente conservados de Australia revelan muchos secretos de nuestro linaje evolutivo”.

Finalmente, Marco Stampanoni, profesor del Instituto Paul Scherrer, indicó que gracias a tecnología no invasiva se obtuvo un modelo digital perfecto “y vistas muy detalladas del viejo fósil sin destruirlo. Normalmente, este método proporciona una resolución espacial muy alta en muestras pequeñas. Para este experimento hemos modificado la configuración con el fin de ampliar el campo de visión significativamente mientras manteníamos la alta resolución espacial".

De acuerdo con los científicos, este estudio demuestra que los dientes fueron evolucionando al mismo tiempo que lo hicieron las mandíbulas. (Con información de EuropaPress)

publicidad

publicidad

publicidad