Esto pasa en tu cuerpo ante una "subida" o "bajada" de azúcar

La glucosa es nuestro "combustible" y es de esa glucosa que obtenemos la energía necesaria para realizar todas nuestras actividades diarias

Una de las claves más importantes para el cuidado de la salud es mantener los niveles de azúcar en equilibrio pues tanto las subidas como las bajadas en los niveles de azúcar son comunes y pueden ser graves, por ejemplo en el caso de pacientes con prediabetes o con diabetes mellitus, sin embargo, es muy importante aclarar que aún en personas "sanas", los niveles de azúcar en sangre pueden alterarse y causar síntomas que es necesario identificar para prevenir cualquier daño en la salud.

Esto pasa en tu cuerpo ante una "subida" o "bajada" de azúcar

También te sugerimos: ¿Por qué la dieta mediterránea se considera la mejor dieta de 2021?

Esto pasa en tu cuerpo ante una "subida" o "bajada" de azúcar

Como explica la Fundación del Corazón (FEC), la glucosa es nuestro combustible y es de esa glucosa que obtenemos la energía necesaria para realizar todas nuestras actividades diarias pero las subidas y bajadas de glucosa o "azúcar en sangre" son frecuentes y repercuten en la calidad de vida pues pueden indicar algún problema de salud como prediabetes y diabetes:

Además la FEC advierte que en muchas ocasiones no le dan importancia a los síntomas, que en la diabetes están representados por cuatro:

1. Sed

2. Mucha hambre

3. Orinar con frecuencia

4. Picores.

imagen-cuerpo

¿Azúcar baja?

Si bien la hipoglucemia es más frecuente en personas con diabetes cuyo tratamiento con insulina o antidiabéticos orales puede, por falta de una ingestión alimentaria adecuada, provocar una caída brusca de los niveles de glucosa en sangre, pero también puede producirse por otras causas. 

El nivel bajo de azúcar puede presentarse también en quienes padecen ciertas alteraciones como hipopituitarismo, hipotiroidismo, hipoadrenalismo o pacientes con patologías hepáticas o renales. 

¿Azúcar baja en personas sanas?

La información publicada por la FEC también señala que en personas sanas se asocia a un exceso de ejercicio físico, un déficit de alimentos o por un aumento repentino de los niveles de insulina producida por el páncreas:

"Sin embargo, la causa más común en personas no diabéticas es la hipoglucemia reactiva, que se produce cuando, después de una comida rica en carbohidratos copiosa y pesada, hay un exceso en la secreción pancreática de insulina en el cuerpo".

Los siguientes son los síntomas de azúcar baja:

- Cansancio

- Adormecimiento

- Temblor

- Mareos

- Palidez.

La hipoglucemia significa quela cantidad de glucosa (energía) no es suficiente para darle a las células del cerebro o a los músculos la cantidad necesaria para funcionar. Una disminución de la glucosa tendrá también efectos neurológicos, como:

- Visión doble o borrosa

- Dolor de cabeza

- Hambre desmesurada.

imagen-cuerpo

¿Azúcar alta?

La hiperglucemia o "azúcar alta" es un nivel más elevado que el normal de azúcar (glucosa) en la sangre puede estar causada por problemas de salud como ataque al corazón, derrame cerebral y pancreatitis pero también por algunas enfermedades crónicas, entre ellas: síndrome de ovario poliquístico, antecedentes de diabetes gestacional, obesidad o un estilo de vida sedentario:

"Puede presentarse por un periodo corto, o puede volverse una condición a largo plazo que, si no se pone remedio, tiene un alto riesgo de derivar en diabetes".

Los síntomas de azúcar alta o síntomas de hiperglucemia son:

- Sed

- Sensación constante de hambre

- Necesidad frecuente de orinar

- Visión borrosa.

¿Cómo controlar la glucosa en sangre?

Como te darás cuentas los síntomas de azúcar alta y azúcar baja pueden ser compartidos, por ello, es necesario siempre acudir con un especialista.

Finalmente, la FEC brinda las siguientes recomendaciones para mantener el equilibrio en los niveles de azúcar en sangre:

1. Personaliza el tamaño y la frecuencia de las comidas

2. Los carbohidratos complejos y las proteínas deben ser la fuente de energía de la dieta, pero, eso sí, hay que controlar siempre las cantidades 

3. Incremente el consumo de fibra

5. Ejercicio físico, moderado y regular

6. Mantenga el estrés a raya, porque influye en la curva de glucosa

imagen-cuerpo

Te recomendamos: Profeco advierte posible adulteración en dos marcas de café

7. Duerma lo suficiente

8. Reduzca el consumo de alcohol.

Con información de: Fundación Española del Corazón