publicidad

Otros

Esteroides evitarían cirugía en columna vertebral

Tratamientos con células científicas que emulan al cortisol ayudan a reducir el dolor de espalda sin necesidad de intervenciones invasivas.

  • 16/03/2012
  • 11:08 hrs.
Los tratamientos contra dolor de espalda no necesariamente deben ser quirúrgicos, también pueden ser conservadores, como la infiltración con corticosteroides, los cuales pueden garantizar la ausencia de síntomas en adelante, señaló a SUMEDICO la doctora Carmen Ayza, especialista en farmacología clínica. 
 
De acuerdo con la experta, una gran cantidad de literatura científica ha sugiere que del 60 al 90 por ciento de los pacientes que tienen alguna dolencia a causa de ciática o hernia discal pueden curarse sin necesidad de una intervención quirúrgica, por medio de tratamientos como el de los corticosteroides. 
 
Hormonas científicas
 
Según el doctor británico Keith Bush, especialista en ortopedia de la Clínica de Londres, Inglaterra, gracias a un experimento que se realizó mezclando solución salina con analgésicos y cortisocteroides, se llegó a la conclusión de que era mejor trabajar con este tratamiento y dejar que la naturaleza se sumara regenerando el organismo antes de optar por una intervención quirúrgica.
 
De acuerdo con el especialista, los corticosteroides son hormonas desarrolladas científicamente, las cuales cumplen la función del cortisol (o esteroides) que es producida de manera natural y sirve para diversos mecanismos del cuerpo, y ayudan a tratar diversos padecimientos, como pueden ser artritis, asma, algunos tipos de cáncer, gracias a su capacidad antiinflamatoria y el aporte que hacen al sistema inmunológico.
 
En México, siendo el dolor de espalda un mal muy común, la aplicación de corticosteroides se aplica ya de manera regular –señaló la doctora Flor del Carmen Ojeda– y se cuenta ya con el medicamento. 
 
No obstante, como indicó la doctora Ayza, es necesario acompañar el tratamiento con “medidas como fortalecimiento de grupos musculares, rehabilitación, asistencia de los pacientes a clínicas del dolor, educación postural, etcétera”. 
 
“Los corticosteroides pueden administrarse vía oral, intravenosa o intramuscular y, si son elegidos correctamente por parte del especialista, pueden ayudar a evitar cualquier error médico que generaría mayores costos y ofrece un beneficio terapéutico en menor tiempo, en comparación con una intervención quirúrgica”, señaló el doctor Bush. 
 
Por otra parte, ante la animadversión que existe hacia los esteroides, la doctora Ayza señaló que cuando son bien utilizados se convierten en un medicamento eficaz y seguro, “aunque existe el riesgo de generar osteoporosis, infecciones, cataratas, diabetes, o afectar el crecimiento cuando se aplican de forma pediátrica, sin embargo, existen mecanismos de protección médica para evitar efectos colaterales”. 
 
En este sentido, la especialista señaló que el médico, después de recetar la cantidad mínima para controlar la enfermedad y aplicarlos, debe hacer un seguimiento a su paciente para evitar cualquier efecto secundario grave, así como ir reduciendo la dosis conforme se vaya controlando la enfermedad. 
 
“Los problemas que pueden surgir por el uso de esteroides comienzan cuando se administran sin un fin terapéutico, en realidad los esteroides no causan adicción por sí mismos, sino siendo hormonas que tienen injerencia en el estado hormonal del cuerpo, el cual se acostumbra, pero la gente se volcó a su consumo sin un orden específico”, concluyó el doctor Bush. 
 

publicidad

publicidad

publicidad