publicidad

Entrenamiento de vibración reduce glucosa e inflamación
Diabetes

Entrenamiento de vibración reduce glucosa e inflamación

Un nuevo estudio señala que el entrenamiento con vibración de todo el cuerpo puede reducir la inflamación en la diabetes.

  • Ingrid Consuelo Silva Palma
  • 06/08/2019
  • 15:04 hrs.

Un nuevo estudio realizado por investigadores del Medical College of Georgia, en Estados Unidos, ha encontrado un entrenamiento capaz de impedir la inflamación en casos de diabetes mellitus.

Y es que, la inflamación celular es causa de obesidad y enfermedades como la diabetes mellitus.

Te recomendamos: Los peligros de tomar diuréticos para bajar de peso rápido

Entrenamiento con vibración es ideal para casos de diabetes mellitus

La diabetes es una enfermedad que incrementa el riesgo de desarrollar otros padecimientos, por ejemplo, la enfermedad coronaria; de hecho la resistencia a la insulina, la hipertensión, la obesidad, la hipercoagulabilidad, entre otros factores, influyen en la severidad de cualquier padecimiento que desarrollen las personas con diabetes mellitus.

Al respecto, por primera vez, investigadores han descrito cómo la utilización regular de la vibración de todo el cuerpo puede incrementar la producción de macrófagos, que son células que promueven o previenen la inflamación.

La vibración de todo el cuerpo mejora la forma en que el cuerpo utiliza la glucosa como fuente de energía además de ajustar las células inmunitarias y microbianas para impedir la inflamación.

Los investigadores han podido demostrar que la vibración en todo el cuerpo modifica el microbioma. Por lo tanto, el entrenamiento con vibración sería la opción ideal para personas con diagnóstico de diabetes mellitus.

En ese sentido, publicaciones en la Revista Española de Enfermedades Digestivas, refieren que el microbioma humano representa a los microorganismos con sus elementos genéticos y las interacciones que asientan con el medio ambiente en el que se encuentran.

El microbioma ayuda a proteger de invasores intestinales y favorece la digestión de los alimentos.

La investigación ya publicada en la revista International Journal of Molecular Sciences, mostró que algunos de los cambios observados fueron el incremento de los niveles de una bacteria productora de ácidos grasos de cadena corta, que pueden ayudar al cuerpo a utilizar mejor la glucosa que es el principal combustible del cuerpo, sin embargo, niveles altos de glucosa promueven la inflamación, la sensibilidad a la insulina, por lo tanto, puede producir diabetes.

El cambio más notable fue el aumento de una bacteria intestinal llamada Alistipes, que no suele tener un gran suministro, pero que puede producir los ácidos grasos de cadena corta que, actúan en la disminución de la inflamación intestinal.

También te recomendamos: ¿Cuál es el nivel de glucosa para una cirugía con diabetes?

Alistipes ayuda en la fermentación de alimentos sin producir alcohol, para mejorar el estado metabólico del intestino y hace más eficiente la utilización de glucosa como fuente energética.

publicidad

publicidad

publicidad