publicidad

Otros

Enfermeras, tan esenciales como el médico

Con el paso del tiempo, la enfermería ha ido evolucionando de acuerdo a la tecnología y las necesidades de la población, dijo especialista.

  • 07/01/2013
  • 08:35 hrs.

“Las enfermeras tenemos la visión al 100% de lo que ocurre alrededor, no sólo obedecemos órdenes médicas o asistimos a doctores y pacientes, sino somos un eslabón indispensable para proveer de forma física, emocional, intelectual y espiritual a un paciente; se trata de una atención más compleja”, dijo en SUMEDICO Radio la licenciada en enfermería Paula Guevara Linares, ganadora del premio Gen Antonio L. Silanes 2012.

Según la especialista en enfermería, las enfermeras han debido ir capacitándose más, especializándose de acuerdo con los requerimientos de la profesión misma.

Paula Guevara explicó que existen varias universidades en donde se preparan las enfermeras, principalmente la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia, en la UNAM, y otras en el Instituto Politécnico Nacional, en una carrera de licenciatura que dura cuatro años, con la facilidad de profesionalizarse con un postgrado de un año y un año de pasantía.

“Anteriormente la carrera era sólo a nivel técnico o de auxiliar en enfermería, pero al avanzar la ciencia y la demanda de la población se requirió que las enfermeras estén mejor capacitadas”, señaló.

Durante el Día Nacional de la Enfermera, Paula Guevara explicó que cuando una enfermera se encuentra con su paciente le brinda una atención al 100%, “vemos sus necesidades y proveemos cuidados de enfermería, pero también lidiamos con la familia, considerando también sus necesidades y en algunos casos también supliéndola”, señaló.

La especialista explicó también que una enfermera tiene la capacidad de atender tanto un caso que requiera la aplicación de primeros auxilios, como un evento de infarto, por ejemplo, ya que “hay colegas que tienen una amplia capacitación para intervenir en un caso como ése, pero la toma de decisiones debe ser muy cuidadosa, porque la competencia profesional nos limita, pero podemos encarar la situación en lo que llega el médico en un momento de vida o muerte”, indicó.

No obstante, ante la referencia al incremento de quejas de pacientes respecto al trato de algunas enfermeras, Paula Guevara explicó que, en muchos casos, hay una debilidad muy grande respecto a la infraestructura y la demanda en los hospitales, así como el número reducido de enfermeras, “hay agotamiento físico, son diversos factores los que ocasionan que haya quejas de los pacientes, pero se hacen esfuerzos para cubrir estándares más elevados de calidad”.

Señaló también que en en el Estado de México hay un auge en programas de desarrollo humano, en donde las enfermeras se desarrollan en ese ámbito para desempeñar mejor sus labores, tanto con los pacientes como entre ellas mismas.

Respecto a si el reconocimiento que reciben en México es el adecuado, Paula Guevara, enfermera recién galardonada, señaló que existe una lucha por ubicarse en el lugar que se han ganado a través del tiempo, ya que “la enfermería ha evolucionado muy fuerte. Hay mayor autonomía, pero requerimos que se nos tome más en cuenta y de forma remunerada, porque permanecemos la mayor parte del tiempo con los pacientes, al pie de la cama”.

Explicó que las enfermeras están siempre con los cinco sentidos en alerta, observando las necesidades tanto de pacientes como de colegas y otros especialistas.

“Lo hacemos por pasión, el trato humano a veces sana más que los medicamentos”, dijo, e hizo hincapié en que “la participación de una enfermera es tan valiosa como la de un médico, porque cada uno tiene su lugar, pero trabajamos en conjunto”.

Sobre la participación cada vez más activa de los hombres en el medio de la enfermería, Paula Guevara anotó que, efectivamente, cada vez es mayor, porque “antes éramos casi el 90% mujeres”, y hoy puede calcularse una participación masculina de un 40%.

Entre hombres y mujeres -anotó-, hay cordialidad, “nos estabilizamos mejor, es un trabajo más ameno”.

Reducir la mortalidad materna
La investigación por la que premiaron a la enfermera Paula Guevara, tiene que ver con una de las principales preocupaciones de las enfermeras, que son la complicaciones durante los partos.

Se trata de una investigación en el Estado de México, realizada por 37 enfermeras con especialidad en obstetricia y perinatología, “en donde damos atención en partos de bajo riesgo. Mujeres atendiendo mujeres. Lo que muestra esta investigación es que dentro de un instituto de salud las enfermeras podemos incidir en esta actividad”.

Señaló que hasta el momento han conseguido realizar dos mil 500 partos sin muerte materna, con complicaciones normales que se libran, pero finalmente como parte de un proyecto en donde priva un “ambiente amoroso, cálido y seguro”. Un proyecto “que puede incluirse en otros hospitales del sector salud”, señaló.

Finalmente, Paula Guevara hizo hincapié en la necesidad de proveer un trato más humano en los hospitales, ya que eso influye mucho en la salud del paciente.

publicidad

publicidad

publicidad