publicidad

Otros

En esclerosis, tratamiento da calidad de vida

La esclerosis múltiple afecta a personas en edad productiva, y de no atenderse oportunamente, su carrera y su vida se pueden ver truncadas.

  • 05/09/2012
  • 11:25 hrs.

Eli Skromne es neurólogo especialista en esclerosis múltiple y enfermedades desmielinizantes, quien explicó que en la actualidad, esta enfermedad es grave y catastrófica porque afecta de inicio a jóvenes entre 20 y 40 años, pero es una afección que dura toda la vida.

Según el experto, lo más complicado es el diagnóstico, porque tiene muchos síntomas y la vida cambia de la noche a la mañana, y la confirmación de la enfermedad, son varias pruebas de resonancia magnética y el análisis de líquido cefalorraquídeo, dijo.

Skromne dibujó el caso de un paciente, que un día se levanta como regularmente lo hace, es capaz de hacer ejercicio, sus actividades normales, e incluso planear una noche con sus amigos, pero al día siguiente despierta  fatigado y con los brazos entumecidos, síntoma que dura dos semanas más.

Pero no se le da importancia a ello, sino hasta que un día amanece ciego de un ojo, y cuando el oftalmólogo no encuentra nada y lo envía al neurólogo, se encuentra con que es un probable caso de Esclerosis Múltiple.

Esta enfermedad es autoinmune y provoca que las defensas naturales del cuerpo comiencen a  atacar el sistema nervioso central, le cause inflamación aguda y destrucción de la mielina, es decir el recubrimiento de las células nerviosas que permiten los impulsos correctos.

Pero una vez que ocurre una lesión de este tipo, es imposible restaurarla, dijo el experto, quien especificó que los síntomas son debilidad, alteraciones de la sensibilidad, ceguera temporal, cansancio extremo y difícil control de esfínteres, entre otros.

Según datos citados por el experto, hoy existen 20 mil personas en México que padecen la enfermedad y la mayoría se concentran en los 30 años de edad, lo que convierte a esta enfermedad en la primera causa de discapacidad no traumática en hombres jóvenes y afecta gravemente su calidad de vida, según el Dr. Skromne.

Sin embargo, el neurólogo señaló que los tratamientos disponibles para modificar la enfermedad, son capaces de regular el sistema inmunológico y reducir la incidencia de nuevas lesiones neuronales.

Y esta terapia farmacológica, que consiste principalmente en inyecciones y píldoras, debe completarse con rehabilitación física integral en donde se añadan revisiones periódicas con el especialista, debido a que se sabe que es la clave para evitar que la enfermedad progrese, y se le pueda dar el tratamiento específico a cada paciente.

publicidad

publicidad

publicidad