publicidad

Otros

El hospital de la corrupción

Nuevos contratos con empresas con domicilios particulares, adquisiciones de sillas de ruedas que ya se descompusieron, de ventiladores que no han sido utilizados.

  • 08/12/2015
  • 10:27 hrs.

Construido hace 54 años, el Hospital de Cardiología de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Centro Médico Nacional Siglo XXI, que es considerado uno de los mejores en América Latina, presenta claros deterioros en sus instalaciones.

Vestidores y baños del personal que labora en él presentan deterioro y falta de higiene. En el baño de las enfermeras se encuentra ropa de enfermería, gasas y materiales de curación, tirados en el piso.

La zona de acceso al personal del hospital ha sido usada como un basurero: lámparas de mercurio, cajas de cartón y basura decoran la entrada al hospital.

Ante tal situación, el 12 de agosto, el área de conservación –responsable del mantenimiento- envío un oficio a la directora administrativa del hospital de cardiología, Aurora Coutiño Ruiz, en el que solicitaban: mantenimiento en apoyo a la funcionalidad y productividad de los equipos y servicios; aplicar un programa de limpieza, control de residuos peligrosos biológicos infecciosos y saneamiento ambiental; entre otros programas que, hasta el momento, no se han realizado.

Ante la problemática, Eduardo Pérez Saucedo, del Movimiento Nacional en Defensa del IMSS, comentó que “El problema es que está plagado de corrupción. Ese es el asunto que ha hecho que tenga un detrimento en atención, este hospital”.

Oswaldo López Trejo, ex subjefe de conservación del hospital de cardiología, fue destituido del cargo por documentar las irregularidades y el gran deterioro estructural que presenta la unidad médica.

Además de las imperfecciones en estructura e higiene dentro del centro médico, se encontraron ciertas irregularidades en bodegas que se encuentran instaladas dentro del espacio del hospital.

La Constructora Genovac S.A. de C. V., creada en el 2013 por Gerardo Nova Aranda, y a partir de 2014, empezó a recibir contratos del IMSS que suman más de 17 millones de pesos, todos por adjudicación directa.

Nova Aranda también es socio de la Constructora Germer S.A. de C.V., mediante la que ha recibido más de 277 millones de pesos por contratos del Seguro Social, la mayoría por adjudicación directa.

Durante 2014, el hospital de cardiología, otorgó el 88 por ciento de los contratos por adjudicación directa o invitación a cuando menos tres personas, mientras que en 2015 sólo el 8.48 por ciento de los contratos se entrega bajo este sistema.

Estas constructoras tienen el mismo domicilio, aunque en la dirección se encuentra una escuela privada. Gilberto Pérez Rodríguez, director general cardiología Siglo XXI, aseguró que ellos sólo contrataron a Genovac, a Germer no la han contratado.

Aunque fotografías, donde se ven a empleados de la constructora Germer trabajando en la remodelación de las oficinas del director general del hospital de cardiología.

Las constructoras Genovac y Germer han recibido más de 100 contratos que suman más de 294 millones 760 mil pesos, en su mayoría por adjudicación directa, así lo revelan los datos de proveedores del IMSS.

El 27 de julio de 2015, el órgano interno de control del IMSS recibió una denuncia en contra de Aurora Coutiño Ruiz y del jefe de abastos, Fernando Colmenero Gómez, acusados de solicitar dádivas a cambio de celebración de contratos.

Aunque la corrupción en este lugar no es nueva. Nuevos contratos con empresas con domicilios particulares, adquisiciones de sillas de ruedas que ya se descompusieron, de ventiladores que no han sido utilizados.

 

El reportaje completo de Punto de Partido con Denise Maerker: 

http://noticieros.televisa.com/programas-punto-de-partida/1511/hospital-infarto/

 

Con información de Punto de Partida.

publicidad

publicidad

publicidad