publicidad

Otros

Duelo extremo puede convertirse en depresión

Cuando los síntomas del duelo se prolongan y se experimenta culpa por la pérdida es necesario acudir con un especialista.

  • 31/10/2012
  • 16:28 hrs.
El duelo patológico es aquel en el que los sentimientos de culpa se intensifican después de perder a un ser querido, más allá del tiempo establecido para la asimilación de la pérdida, señalan expertos, quienes aseguran que esta situación se presenta en alrededor del 16% de las personas que pierden a un conocido. 
 
Javier García Campayo, psiquiatra del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, explica que un duelo normal es cuando la tristeza no reduce la calidad de vida de una persona y le permite seguir con sus actividades normales. 
 
No obstante, indicó que esto puede agravarse cuando la pérdida ha sido más que significativa, por ejemplo cuando se pierde a un hijo o la muerte está relacionada con el suicidio o un fallecimiento que ya se espera a causa de una enfermedad. 
 
Señaló que inclusive cuando se experimentan “sentimientos de culpa por alguna razón, tiende a aparecer un duelo patológico, que se caracteriza por mayor duración de los síntomas de tristeza y mayor intensidad”.
 
“El duelo patológico es, inicialmente, una complicación del duelo normal y todavía no es una depresión, pero en poco tiempo puede presentar la duración (al menos 2 semanas) y la intensidad (altera el funcionamiento laboral, social o familiar normal) y ser indistinguible de una depresión, con un tratamiento también similar: fármacos antidepresivos y psicoterapia, en este caso muy centrada en la pérdida”, explicó el especialista. 
 
El duelo, de acuerdo con los especialistas, debe ser diagnosticado, pero los tránsitos normales no deben ser tratados, ya que la persona debe aprender a ir dejando las cosas atrás. 
 
Sin embargo, cuando el duelo se vuelve patológico sí es necesario acudir con el especialista para tratar el problema. 
 
Por otro lado,  el especialista aclaró que el duelo ante una ausencia o una pérdida no sólo se refiere a la muerte de una persona cercana, sino a un cambio sufrido como la pérdida de un empleo o bien una discapacidad provocada por un accidente e, inclusive, tras una mastectomía. 
 
Una ausencia de manejo ante un duelo patológico puede derivar en un cuadro de depresión, señalan especialistas. 
 
Finalmente, se señaló que el duelo se compone de los siguientes elementos:
  • Shock: Asoma durante los momentos iniciales y su duración es mayor cuando el evento es imprevisto. A él se asocian apatía y sensación de estar fuera de la realidad.
  • Desorganización: Otro elemento relacionado al inicio del duelo. Va acompañado de desesperación y afectaciones en el funcionamiento del individuo.
  • Negación: Es una forma frecuente de reacción ante sucesos inesperados. La persona puede esperar la llegada o la llamada de la persona desaparecida y actúa como si nada ocurriese.
  • Depresión: Es el paso natural hacia una fase adaptativa más realista. Confirma que el proceso del duelo se está llevando a cabo de forma adecuada.
  • Culpa: Pensamientos recurrentes en relación a lo que se podría haber hecho para evitar el evento. Son más frecuentes si no se ha podido despedir del fallecido o si las relaciones con él no eran buenas.
  • Ansiedad: Surge frente al miedo, en muchos casos justificado, que se sienta a raíz de los cambios que ocurrirán en la vida del paciente después del suceso: soledad, dificultades económicas, etcétera. Es el miedo enfrentar la vida sin la persona que ha fallecido.
  • Ira: Puede ir dirigida hacia familiares o amigos que no han estado cerca durante el suceso o hacia personas que aún disfrutan de lo que el paciente ha perdido (cónyuges o hijos). En ocasiones la ira puede dirigirse hacia el personal sanitario o incluso hacia el fallecido por haber abandonado a los supervivientes.
  • Resolución y aceptación: Ocurre cuando el paciente ha podido adaptarse a la pérdida de la persona y asumir las modificaciones que producirá este suceso en su vida. No siempre se alcanza esta fase. 
(Con información de ABC)
 

publicidad

publicidad

publicidad