publicidad

Donantes en la pandemia: con diabetes, ¿es posible donar sangre?
Diabetes

Donantes en la pandemia: con diabetes, ¿es posible donar sangre?

Ante la contingencia las donaciones altruistas de sangre han disminuido aún más, cayendo en el último mes un 77% en comparación con el promedio del 2019.

  • INGRID SILVA
  • 14/06/2020
  • 05:29 hrs.

¿Hay suficientes donaciones de sangre en el mundo?, ¿cuál es la situación de salud de los que podrían ser donantes del vital líquido? El 14 de junio de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) y todos los países del mundo celebran el Día Mundial del Donante de Sangre con la finalidad de crear consciencia de la necesidad universal de disponer de sangre segura, fundamental para tratamientos e intervenciones urgentes. Al respecto, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señala que antes de la pandemia por covid-19 las donaciones altruistas de sangre en México estaban en un 3.80% y continúan a la baja.

Como señala la OMS, la mayoría de los países de ingresos bajos y medianos tienen dificultades para conseguir sangre segura porque faltan donaciones y también equipos para analizar la sangre:

 

"A nivel mundial, el 42% de las donaciones de sangre se hacen en países de altos ingresos en los que solo vive el 16% de la población mundial".

 Te recomendamos: ¿En cuánto tiempo la diabetes comienza a afectar los riñones? 

Ser donador voluntario con diabetes y en la pandemia

Donación de sangre en Latinoamérica. La OPS también indica que la mayoría de los países de ingresos bajos y medianos tienen dificultades para conseguir sangre segura por la falta de donaciones y equipos para los análisis de sangre, por ello, destaca:

"La única forma de asegurar un suministro suficiente de sangre segura es mediante donaciones regulares no remuneradas".

 

Ante la contingencia las donaciones altruistas de sangre han disminuido aún más, cayendo en el último mes un 77% en comparación con el promedio del 2019, según datos de la Secretaría de Salud (Ssa), mientras que el lema de la OMS para este día es "La sangre segura salva vidas".

Con el lema anterior se pretende centrar esfuerzos para la contribución de los donantes que mejoren la salud de las demás personas en su comunidad y en situaciones de emergencia como la generada por el nuevo coronavirus.

La salud de los posibles donadores... Al respecto, una de las principales preguntas es ¿quienes pueden donar sangre? y particularmente, en el contexto mexicano, en el cual la diabetes mellitus es una de las enfermedades de mayor prevalencia, la pregunta adquiere mayor especificidad: ¿puede una persona con diabetes donar sangre?

En entrevista para Sumédico, Marisol Olarra, Educadora en Diabetes, explica que en general, la donación voluntaria de sangre en México es baja, son muy pocas las personas que acuden de manera voluntaria a donar sangre y en el escenario de pandemia han disminuido más: 

"Voluntarios se refiere a que una persona decida por su propia cuenta ir a donar sangre".

 

Familiares y personas con la enfermedad se enfrentan a una serie de rumores, mitos y realidades que les hacen pensar que no les son posibles diversas actividades y en el tema de donación de sangre existe gran controversia como explica la educadora en diabetes:

"Es un tema controversial ya que la opinión médica está dividida bajo diversos criterios; si una persona que vive con diabetes puede donar o no, pues no existe un consenso o respuesta absoluta aún".

Además de lo anterior, son múltiples los factores que se deben tomar en cuanta para la donación de sangre en la diabetes y cada país tiene regulaciones propias, en el caso de México, no solamente es necesario considerar la NOM-015 "Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus", también debe ser considerada la NOM-253 "Para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos".

Un tema controversial

Como explica Olarra, la NOM-253 es clara respecto a si las personas con diabetes pueden donar sangre o no:

"La normatividad oficial señala que son excluidas de donar sangre o componentes sanguíneos aquellas personas que padezcan diabetes mellitus insulinodependiente o dependientes de insulina".

Lo anterior quiere decir que los pacientes con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2 que ya siguen un tratamiento con insulina no pueden donar sangre y aquellas personas que viven con la enfermedad, pero no usan insulina y tienen un control adecuado, pueden ser donantes, detalla Olarra.

La especialista explica que una parte de la comunidad médica que considera que las personas con diabetes que usan insulina no pueden donar sangre es una medida desactualizada pues va más en sentido de la utilización de las agujas, la seguridad y transmisión de enfermedades:

"Con agujas más cortas y ultrafinas se puede garantizar que la insulina llegue únicamente al tejido subcutáneo, que es su sitio de acción, lejos del músculo o en este caso del torrente sanguíneo".

 

También habla de la otra parte de la comunidad médica:

"Otra parte de la comunidad médica considera inadecuado que una persona con diabetes tipo 2 que no usa insulina donde sangre ya que suele ser el sector de pacientes más descontrolado en sus niveles de glucosa, sobre todo si ya llevan mucho tiempo y únicamente con el mismo fármaco oral".

 

Lo declaración de la especialista develaría entonces otro criterio importante para la donación de sangre: los fármacos.

En el caso de las personas con diabetes toman distintos medicamentos y pueden existir restricciones como suspender el medicamento 12 horas antes de la donación lo cual puede ser contraproducente en su control glucémico.

Donantes sanos hasta demostrar lo contrario...

Marisol Olarra resalta también la importancia del diagnóstico oportuno de enfermedades como la diabetes, pues algunas personas se enteran que viven con la enfermedad en el momento que pretendían donar sangre:

"Mientras más pronto sepa el paciente, más pronto podrá tomar acción al respecto y así mejorar el pronóstico de resultados positivos para cuidar su salud".

 

¿Quiénes pueden donar sangre durante la pandemia?

La OMS también indica que las personas sanas que no tienen síntomas similares a la gripe como estornudo, tos, dolor de cabeza y que no han tenido contacto con un caso confirmado de covid-19, pueden donar sangre durante la pandemia.

Olarra también aclara que México es el país prototipo de Donación Familiar y No Altruista, por lo cual se requeriría de una cultura de donación altruista no remunerada y eliminar tabúes alrededor del tema. Acerca de la donación en la pandemia también dice:

"Se protege la salud y seguridad de los donantes minimizando los riesgos de contagio de este virus, las y los profesionales del banco de sangre deben cumplir todas las medidas de sana distancia e higiene necesarias".

¿Cómo se puede utilizar la sangre donada?

La sangre que se obtiene de las donaciones es separada en sus distintos componentes y con diversos objetivos; se separa en plasma, glóbulos rojos (eritrocitos), crioprecipitados y plaquetas que pueden utilizarse individualmente para el tratamiento de enfermedades específicas. La sangre y sus productos sanguíneos son esenciales para:

- Pacientes con trastornos hematológicos y de médula ósea.

- Niñas y niños con padecimientos como malnutrición, anemia grave o paludismo.

- Mujeres con complicaciones obstétricas como embarazos ectópicos o bien hemorragias antes, durante o después del parto.

- Pacientes que se someten a intervenciones quirúrgicas y médicas complejas o enfermos de cáncer.

- Personas con traumatismos graves producidos por el hombre o catástrofes naturales.

¿Cómo es el proceso de donación de sangre?  

Se trata de un proceso que dura en promedio 120 minutos y en el que se extrae entre 405 y 450 mililitros de sangre a través de la punción en la vena del pliegue del brazo. Se debe utilizar equipo nuevo, estéril y desechable.

¿Cada cuándo se puede donar sangre?

Información del Banco de Sangre del Instituto Nacional de Cardiología señala que una persona sana puede donar sangre cada dos meses sin afectar sus actividades cotidianas y los efectos de la donación son de impacto mínimo, entre ellos náuseas, hormigueo o vómito.

Fue desde la conferencia de prensa en Palacio Nacional del día 9 de abril de 2020, que el director general del Centro Nacional de Transfusión SanguíneaJorge Enrique Trejo Gómora habló de una estrategia fundamental para el abastecimiento de sangre segura durante la pandemia de covid-19 y advirtió que la donación de sangre en México se redujo entre un 60 y un 70%.

Durante esa misma conferencia, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell informaba que parte de la estrategia contra la pandemia era la garantía de sangre disponible por lo cual, también invitó a la donación. La invitación a donar es la misma y se hace referencia a un protocolo estricto de seguridad para la donación voluntaria.

También te sugerimos: Donar sangre es otra fase preventiva en la epidemia: ¿por qué?

Donaciones voluntarias sí, pero, ¿la salud de los donantes en México?

No se trata solamente de la pandemia, la necesidad de sangre puede ocurrir en cualquier momento pues hay personas que sufren accidentes y requieren de transfusiones.

Como advierten datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la diabetes es la primera causa de muerte en México, y actualmente 10 de cada 100 adultos la padecen, por lo cual es necesario preguntarnos de qué manera el incrmento en la prevalencia de la enfermedad afecta también el número de donantes y principalmente, pensar en estrategias enfocadas en combatir los principales factores de riesgo en el desarrollo de la enfermedad como el sobrepeso y la obesidad, padecimientos de génesis multifactorial y que requieren de un abordaje multidisciplinario.

Olarra aclara que una persona con control adecuado de la diabetes puede donar sangre tomando todas las precauciones, principalmente la de un control adecuado de la enfermedad y previa valoración de un especialista.

Finalmente, otras enfermedades crónicas afectan a la población mexicana quienes como el resto de la población en el mundo avanza en la pandemia con condiciones particulares de salud y también de enfermedad que influyen en su decisión para ser donantes voluntarios.


publicidad

publicidad

publicidad