Detección de cáncer de cuello uterino, en crísis por la pandemia

Este tipo de cáncer sigue siendo el cuarto tipo de cáncer más frecuente en el planeta y uno de los más letales, según la OMS.

Detectar el cáncer cervical en etapas tempranas, como a los demás tipos de cáncer, puede hacer que los tratamientos tengan un mejor efecto y se mejore la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, la llegada de la emergencia sanitaria lo está complicando todo y miles de personas corren el riesgo de perder la vida debido a que el diagnóstico se encuentra en crisis.

Detección de cáncer de cuello uterino, en crísis por la pandemia

La American Cancer Society informa un estimado de 14,480 casos diagnosticados y 4 mil 290 fallecimientos en 2021, solo en Estados Unidos, por este tipo de cáncer. Además, dicha sociedad indica que el cáncer cervical fue una de las causas más frecuentes de muerte por cáncer entre las mujeres norteamericanas, aunque en los últimos años han bajado los decesos por el diagnóstico temprano... esto era antes de la pandemia.

imagen-cuerpo

Cáncer cervical: los programas de detección, que de por sí son escasos, se vieron golpeados

De acuerdo con un artículo publicado el 24 de junio en The Lancet, los programas de detección de cáncer cervical, que de por sí ya eran escasos en las naciones de medianos y bajos ingresos, fueron devastados por los recortes de la ayuda exterior y el coronavirus.

A pesar de que el cáncer cervical es prevenible y curable con una atención temprana, los autores indican en The Lancet que este tipo de cáncer sigue siendo el cuarto tipo de cáncer más frecuente en el planeta y uno de los más letales, pues solo en 2018 terminó con la vida de más de 300 mil mujeres, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los especialistas precisan que la detección temprana es fundamental para la mejora en el tratamiento y la calidad de vida de las afectadas, pero que en zonas donde los exámenes de detección del cáncer cervical y las vacunas contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) han sido puestos a disposición con un gran esfuerzo, se le ha quitado prioridad a las pruebas de detección debido a la covid-19. Esto, principalmente, porque los servicios de salud se han desbordado y las personas evitan ir a los hospitales por miedo al contagio.

"El cáncer cervical mata a más de 311 mil mujeres cada año a pesar de ser una de las formas más prevenibles del padecimiento", lamentó la especialista de MSI Reproductive Choices, Raveena Chowdhury.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer cervical?

El National Health Service de Reino Unido (NHS) informa que los síntomas del cáncer cervical no siempre son obvios y es probable que no se manifiesten en lo absoluto hasta que la enfermedad ya está muy avanzada, siendo esta la razón por la que un examen de papanicolau frecuente es muy importante.

De acuerdo con esta institución, el sangrado vaginal anormal durante o después del sexo, entre periodos o después de la menopausia, dolor durante las relaciones sexuales, descargas vaginales inusuales o dolor en la pelvis o la espalda baja pueden ser síntomas del cáncer cervical.

imagen-cuerpo

"La pandemia se dio cuando se estaba avanzando en la eliminación de esta enfermedad"

Los investigadores de The Lancet dicen que es lamentable que la emergencia sanitaria se haya dado cuando el llamado de la OMS para eliminar el cáncer cervical estaba tomando mucho impulso.

"Las prioridades de salud para la mitigación de la covid-19 obligaron a muchas naciones de ingresos bajos y medianos a posponer la introducción de la vacunación contra el VPH o las pruebas de detección basadas en la detección del VPH", concluyeron.

Por su parte, el National Cancer Institute advierte que las demoras en la detección del cáncer cervical y otros tipos de neoplasias podrían significar que los cánceres que no son detectados tengan un mayor tamaño y se encuentren más avanzados cuando finalmente sean encontrados.

"Esto es un problema porque, en general, los cánceres son más fáciles de tratar en sus primeras etapas. Debido a que algunos cánceres crecen de manera lenta, el impacto de la pandemia en los fallecimientos por cáncer en general no será claro durante años", indicó el doctor y jefe de la Rama de Aplicaciones e Investigación Estadística de la División de Control del Cáncer y Ciencias de la Población del instituto, Eric Feuer.

(Con información de The Lancet)