publicidad

Corazón

Depresión vinculada con arritmias

Científicos alemanes encontraron que entre más se tengan problemas con la frecuencia cardiaca mayor puede ser la depresión.

  • 19/12/2013
  • 10:50 hrs.

Según estudio alemán las personas con arritmias y latidos cardiacos pueden padecer depresión, aunque los expertos aseguran que este riesgo es bajo esta nueva revelación coincide con trabajos médicos anteriores en donde se asoció a las cardiopatías con la depresión.

A pesar de no haber participado en esta nueva investigación, Richard Sloan, profesor Nathaniel Wharton de Medicina Conductual del Departamento de Psiquiatría de Columbia University, Nueva York dijo que “Hay muchos estudios, en los cuales revelan un efecto sólido”. Por su parte, la fibrilación auricular es un tipo de arritmia que afecta a las cavidades superiores del corazón a consecuencia de un infarto, infecciones o las enfermedades de las válvulas cardíacas.

También la obesidad, la hipertensión, el colesterol elevado y la diabetes son factores de riesgo de la fibrilación. Un estudio reciente reveló que en el 2010 se le diagnosticó la arritmia a unos cinco millones de estadounidenses, proyectando 12 millones de nuevos casos al año para el 2030.

Por su parte, en el Centro Universitario del Corazón, en Hamburgo, El equipo de la doctora Renate Schnabel, indagó si la depresión podría modificar el curso de la fibrilación y las emociones de los pacientes sobre la enfermedad. Para eso, se analizaron datos de 10 mil adultos alemanes de los cuales 309 participantes tenían dicho padecimiento.

Con este ejercicio, los autores compararon el nivel promedio de depresión de los participantes con y sin fibrilación evaluando a la depresión en una escala de cero a 27 puntos (cuanto más alto era el resultado, más grave era el trastorno).

Los pacientes con fibrilación obtuvieron en promedio de cuatro puntos y aquellos sin la arritmia, tres. Sloan subrayó que una persona no advertiría la diferencia de un punto en el nivel de gravedad de la depresión y aclaró que el estudio no responde si una enfermedad provoca la otra o, simplemente, comparten alguna causa.

El equipo halló que la diferencia observada en la gravedad de la depresión se debía sobre todo a los síntomas físicos del trastorno (molestias y los dolores), que eran más intensos o comunes en los participantes con la arritmia.

(Con información de Medline Plus)

publicidad

publicidad

publicidad