publicidad

Cuidar el corazón podría servir para prevenir la demencia
Corazón

Cuidar el corazón podría servir para prevenir la demencia

foto en portada: pixabay.com

Los investigadores mencionan que la cognición de las personas empieza a alterarse mucho antes de que surjan los síntomas clínicos de un problema del corazón.

¿Se puede prevenir la demencia atendiendo la salud del corazón? De acuerdo con un estudio realizado por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), en colaboración con el Banco de Santander y expertos en neuroimagen del Barcelona Beta Brain Research Center existiría la posibilidad.

En su estudio, publicado el 17 de febrero en el Journal of the American College of Cardiology (JACC), los investigadores mencionan que la cognición de las personas empieza a alterarse mucho antes de que surjan los síntomas clínicos de un problema del corazón.

Cuidar la salud del corazón para prevenir la demencia

El director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), Valentín Fuster, menciona para EFE que desde hace tiempo se sabe que las personas tienen en sus manos el poder de actuar para evitar siete factores de riesgo que pueden dar lugar a un infarto cerebral y del corazón.

“¿Cuáles son esos? Obesidad, presión arterial alta, diabetes, colesterol, tabaco, una dieta alterada y falta de ejercicio. Está en nosotros controlarlos. Cuidar la salud del corazón es una decisión personal e individual”, indicó el cardiólogo.

En el artículo publicado en el JACC se menciona que la aterosclerosis (definida por el National Heart, Lung, and Blood Institute como un padecimiento en el que se deposita placa dentro de las arterias) se ha relacionado con el deterioro cognitivo en la vejez, pero que se ha estudiado poco el impacto de los factores de riesgo cardiovascular y la aterosclerosis en el metabolismo cerebral en etapas tempranas.

Para realizar su investigación sobre la salud del corazón y su relación con la demencia cuando es descuidada, los especialistas usaron técnicas de imagen avanzada de Tomografía por Emisión de Positrones (PET) con la finalidad de cuantificar el metabolismo cerebral en más de 500 participantes que tenían una edad media de 50 años y no presentaban síntomas, pero tenían aterosclerosis.

Descubrieron que en edades tempranas y muchos años antes de cualquier manifestación clínica, cuando se tiene aterosclerosis u otros factores de riesgo para enfermedades del corazón, existe un menor metabolismo cerebral.

“Se trata de envejecer sin ver afectada la capacidad cognitiva”

“La presencia de aterosclerosis se ha relacionado con el deterioro cognitivo en etapas avanzadas y representa la causa subyacente de la mayoría de las enfermedades cardiovasculares y la principal causa de fallecimientos y morbilidad en todo el planeta”, se puede leer en el JACC.

Fuster detalla que su hipótesis es que los factores de riesgo modifican las arterias pequeñas del cerebro, disminuyendo el flujo cerebral de sangre y el metabolismo de las neuronas y alterando el poder cognitivo.

“Hemos observado que un mayor riesgo cardiovascular en individuos de mediana edad, aparentemente con buena salud del corazón, se encuentra asociado a un menor metabolismo cerebral en zonas parieto-temporales, las cuales se encuentran implicadas en funciones como la memoria espacial y semántica y distintas formas de aprendizaje”, advirtió la doctora del CNIC, Marta Cortés Cantelli.

“Las personas tienen que empezar a entender que no se trata de morir o no morir, sino de envejecer sin merma de nuestra capacidad cognitiva… con calidad de vida”, terminó diciendo Fuster.

(Con información de EFE)


publicidad

publicidad

publicidad