publicidad

Covid-19: el riesgo de tener una enfermedad hepática en la pandemia
Covid-19

Covid-19: el riesgo de tener una enfermedad hepática en la pandemia

Aún no se ha definido si la covid-19 puede atacar directamente al hígado y causar lesiones hepáticas

  • MELISSA SIERRA
  • 21/05/2020
  • 11:51 hrs.

Desde el inicio de la pandemia se han definido diversos grupos vulnerables al coronavirus causante de la covid-19, los cuales tienen mayor riesgo de contraer la infección o de desarrollarla de forma grave.

Las personas con enfermedades hepáticas entran dentro de estos grupos propensos de desarrollar una covid-19 grave, puesto que la presencia de enfermedades del hígado se han relacionado con un mayor riesgo de complicaciones.

Sin embargo, no se ha definido si el SARS-CoV-2, causante de la covid-19, puede afectar directamente al hígado o si el riesgo de una infección grave se relaciona con la inmunosupresión que presentan los pacientes de enfermedades hepáticas.

De acuerdo con Rosalba Moreno Alcántar, especialista en gastroenterología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), los estudios que analizan los efectos de la covid-19 en el hígado son muy limitados, por lo que el daño hepático podría ser un efecto directo del virus, o un daño vinculado a la respuesta inflamatoria asociada a la infección respiratoria.

Es posible que el coronavirus afecte directamente al hígado debido a que se ha encontrado que el virus utiliza la enzima ACE2 como puerta de entrada a las células humanas, y esta proteína se encuentra en grandes cantidades en el hígado, pero dicha suposición no se ha comprobado.

Moreno Alcántar mencionó en conferencia para la Academia Nacional de Medicina de México, que los pacientes de covid-19 tienen un riesgo de entre el 14% y 53% de desarrollar una lesión hepática asociada a la enfermedad por coronavirus.

Pero se aclara que este riesgo es mayor para los pacientes graves de covid-19, e incluso en pacientes con una enfermedad leve, la lesión hepática desarrollada suele ser temporal y aliviarse sin la necesidad de medicamentos.

"La lesión hepática suele ocurrir con más frecuencia en los casos más graves de covid-19, que en los casos más leves (...) Incluso la lesión hepática en los casos más leves suele ser transitoria y no requiere de ningún tratamiento específico."

Así mismo, la especialista puntualizó que los pacientes que tienen una enfermedad hepática preexistente al momento de contagiarse de covid-19, como hepatitis B, hepatitis C, hígado graso no alcohólico, o cirrosis, tienen una susceptibilidad mayor al daño por SARS-CoV-2.

Tratamientos hepáticos en tiempos de covid

Rosalba Moreno mencionó que algunos medicamentos utilizados para el tratamiento del coronavirus pueden resultar tóxicos para el hígado, incluso si no hay una enfermedad hepática preexistente.

El remdesivir y el tocilizumab, utilizados experimentalmente para tratar la infección por coronavirus, pueden dañar el hígado, al igual que la hidroxicloroquina, cloroquina y azitromicina, aunque estos últimos en menor medida.

Debido a ello, indica la especialista, es importante monitorear los efectos de los medicamentos en el hígado para evitar el desarrollo de una lesión hepática grave, sobre todo en los paciente graves de coronavirus.

También lee: Estudio confirma que pacientes recuperados de covid no son contagiosos

En cuanto al tratamiento hepático en tiempo de coronavirus, Carlos Moctezuma Velásquez, gastroenterólogo del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), mencionó en dicha conferencia que en los pacientes hepáticos sin covid-19 no es necesario modificar o retirar el tratamiento para la enfermedad del hígado que se padezca, y es necesario que los pacientes cuenten con la dotación de fármacos necesarias para llevar a cabo su tratamiento por al menos dos a tres meses.

Por otro lado, comentó Moctezuma, en los pacientes hepáticos que han contraído el covid-19 es necesario que los especialistas de la salud evalúen distintos factores para determinar la viabilidad y necesidad de suspender el tratamiento hepático.

Estos factores incluyen: gravedad en la que se ha desarrollado la covid-19, fase en la que se encuentra el tratamiento hepático, antecedentes y evolución de la enfermedad hepática, y qué tan grave es la enfermedad del hígado presente.

Medidas de prevención durante la pandemia 

De acuerdo con los especialistas, es importante que los pacientes de cualquier enfermedad hepática extremen las medidas de precaución y prevención para evitar contagiarse de coronavirus.

Entre las principales medidas de prevención durante la pandemia se encuentran el correcto y frecuente lavado de manos, la sana distancia, el aislamiento social, el trabajo desde casa y no fumar.

También lee: ¿Qué es la telemedicina? Un beneficio de la pandemia

Además se puntualiza que las personas con enfermedades del hígado es necesario que cuenten con suficientes medicamentos por al menos dos meses, para evitar la exposición al virus en el reabastecimiento de los fármacos.

Otras de las medidas de prevención es que estos pacientes tengan la vacuna de la influenza y el neumococo, así como utilizar la telemedicina como una forma de consulta médica sin poner en riesgo la salud del paciente hepático.

Finalmente Moctezuma Velázquez mencionó que se deben evitar las tomas innecesarias de laboratorio y cualquier procedimiento hospitalario deberá postergarse hasta el fin de la pandemia, a menos que sea una cuestión grave y de necesidad inmediata.

"Se recomienda extremar las medidas de prevención y precaución en los pacientes hepáticos, hay que recordárselas y explicar por qué son necesarias"


publicidad

publicidad

publicidad