publicidad

Consejos para soportar el uso de cubrebocas cuando hace calor
Covid-19

Consejos para soportar el uso de cubrebocas cuando hace calor

El uso de cubrebocas con calor puede ser incómodo y hasta dañar la piel. Foto: Freepik

Usar cubrebocas cuando hace calor es un reto, pues el sudor, la incomodidad y la sensación de sofoco pueden hacernos pensar que lo mejor es retirarla

  • SUSANA CARRASCO
  • 23/06/2020
  • 12:32 hrs.

El uso de cubrebocas o mascarilla es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como un auxiliar en la prevención del coronavirus (covid-19), pues si se usa bien y junto con las otras medidas como el lavado de manos, el estornudo de etiqueta y la sana distancia, pueden disminuir significativamente el riesgo de contagio. Pero, ¿cómo soportar el cubrebocas cuando hace calor?

Hay algunas estrategias para sobrellevar mejor los sofocos causados por el uso de cubrebocas cuando hace calor, de manera que nos sintamos cómodos, pero sin descuidar la protección contra el virus SARS-CoV-2.

Otra preocupación son las posibles marcas que el sol puede dejar en la piel del rostro y ante ello, también hay algunas recomendaciones de los expertos, así que toma nota.

Uso de cubrebocas cuando hace calor

Hacer uso del cubrebocas cuando hace calor no es la experiencia más agradable, pero es necesaria para disminuir los riesgos de contagio de covid-19 en lugares donde no hay suficiente distanciamiento social y para soportarlo, expertos comparten algunas recomendaciones:

1, Aprende a respirar

Algunas personas señalan que se marean cuando usan el cubrebocas y se quejan de que les falta el oxígeno, especialmente si hace calor. Lo cierto es que no hay forma de que las también llamadas mascarillas produzcan una retención de aire que conduzca a un sofoco, esa sensación es más bien subjetiva, no una condición física real.

Surge principalmente por la angustia y la incomodidad que produce este elemento protector y la única forma de disminuirlo es entrenando la respiración. Debemos evitar respirar excesivamente rápido o profundamente, porque ello aumenta la sensación de agobio y calor corporal.

"Cuando respiramos más rápido se elimina más dióxido de carbono, lo que a su vez disminuye la concentración de este gas en el aire. Si ese estado se mantiene durante un tiempo pueden aparecer mareos, hormigueo en los labios, manos y pies, dolor de cabeza, debilidad, desmayo y hasta presión baja", dice Lorenzo Armenteros, portavoz covid-19 de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

2. Cambia el tipo de cubrebocas  

Si los esfuerzos por respirar normalmente tampoco dan resultados, cambiar de cubrebocas puede ser una solución. Lo ideal es optar por mascarillas higiénicas en lugar de quirúrgicas, ya que son más frescas y ofrecen menos resistencia al aire, aunque en el caso de las personas enfermas de covid-19 no son recomendables, porque no ofrecen suficiente protección. Para las personas sanas son perfectas.

TAMBIÉN LEE:5 señales de que tu gel antibacterial para manos ya no es efectivo

3. ¿Y el sudor?

Tal vez este sea el problema más recurrente del uso de cubrebocas cuando hace calor y aunque es inevitable, sí podemos minimizar los efectos y la incomodidad. En ese sentido, Paloma Borregón, dermatóloga de la Fundación Piel Sana en España, señala a El País que es ideal aplicar productos como la crema y el maquillaje que sean ligeros y de rápida absorción. En el caso de tener tendencia al acné, es importante aplicar antes cremas o lociones formulados para que no se acumule la grasa en la piel y no se obstruyan los poros.

4. Lávate la cara 

Es fundamental lavarte la cara antes y después de usar el cubrebocas, pues el sudor se acumula y facilita la aparición de granos, barros y espinillas. También ayuda adaptar los cuidados cosméticos habituales, usando texturas ligeras con antioxidantes y sustancias que retengan humedad de la piel, como las ceramidas y el ácido hialurónico.

5. Aplica tus productos con mucha antelación

Otro consejo para evitar la incomodidad del uso de cubrebocas cuando hace calor es aplicar los productos cosméticos con suficiente tiempo para que se absorban bien antes de ponerse la mascarilla. Si hay muchas molestias en la nariz o detrás de las orejas, puedes incluso ponerte un stick antirozaduras o aplicar un poco de vaselina para evitarlo.

¿Y si el calor es insoportable? En caso de que haga demasiado calor que sientas que no soportas más, puedes cargar un spray de agua termal u otro tipo de loción refrescante y rociarlo sobre tu rostro de vez en cuando, esperando a que la piel se seque completamente antes de volverte a poner el cubrebocas.

Finalmente, los expertos sugieren no olvidarse del protector solar o bloqueador para evitar daños y marcas en la piel por el uso de cubrebocas cuando hace calor. Tampoco está de más llevar gafas de sol o un sombrero para maximizar la protección ante la radiación.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo evitar que los lentes se empañen al usar cubrebocas?


publicidad

publicidad

publicidad