publicidad

Otros

Consejos para mejorar la atención primaria

De acuerdo con un informe la atención primaria puede mejorarse considerablemente si se evitan estudios y fármacos innecesarios.

  • 26/05/2011
  • 17:14 hrs.

¿Sabías que evitar el consumo de antibióticos innecesarios, así como retrasar las innecesarias pruebas por imágenes para el dolor en la parte baja de la espalda y los anteriores ECG anuales para los pacientes saludables podrían contribuir a que la atención primaria fuera más eficaz?

De acuerdo con una investigación publicada este mayo en Archives of Internal Medicine, y liderad o por el Dr. Stephen Smith de la Facultad de Medicina Warren Alpert de Brown University, en Providence, Rhode Island, ninguna de las sugerencias es particularmente nueva, y han sido validadas por los resultados de estudios; sin embargo, pocos clínicos parecen estar poniéndolas en práctica.
 
En el caso de la medicina de familia:
  • No practicarse estudios con imágenes para dolores de espalda a menos que haya señales de alarma
  • Evitar el uso de antibióticos en enfermedades respiratorias que en su mayoría son virales y no requieren de anitbióticos.
  • Evitar las evaluaciones cardíacas en los pacientes asintomáticos.
  • No someter a las mujeres menores de 21 años a pruebas de Papanicolau para la detección del cáncer de cuello uterino.
  • Limitar las pruebas de la densidad ósea para la detección de la osteoporosis a las mujeres de 65 años y mayores y a los hombres de 70 años y mayores que, además, tengan factores de riesgo
En el caso de la medicina interna:
  • No ordenar química sanguínea ni urianálisis en adultos sanos y asintomáticos, ya que los perfiles lipídicos (de grasas) por sí solos arrojan la mayoría de los resultados positivos.
  • Abstenerse de ordenarles evaluaciones cardíacas a los pacientes sanos.
  • Recetar fármacos genéricos para reducir el colesterol antes que las de marca.
  • Limitar las pruebas de la densidad ósea a los pacientes mayores que estén en riesgo.
En el caso de la pediatría:
  • Evitar la prescripción de antibióticos contra el dolor de garganta, a menos que una prueba revele sin lugar a dudas la presencia de la bacteria Streptococcus (faringitis estreptocócica).
  • Evitar la realización de pruebas por imágenes a causa de las lesiones leves en la cabeza cuando no haya factores de riesgo como la pérdida del conocimiento.
  • Adoptar una actitud de espera y observación en torno a las infecciones del oído medio antes de referir al paciente donde un especialista.
  • Recomendarles a los padres que no les den a sus hijos medicinas para la tos y el resfriado de venta sin receta.
  • Asegurarse de que los pacientes asmáticos usen adecuadamente los corticosteroides, ya que esto reducirá los episodios de asma.

En resumen es evitar todas las pruebas, estudios y fármacos evitables cuando no hay otros factores de alarma. (Con información de Medline Plus)

publicidad

publicidad

publicidad