publicidad

Otros

¿Cómo elegir al cirujano plástico adecuado?

Un médico certificado y una clínica segura son los dos primeros pasos que debes seguir para no poner en riesgo tu vida.

  • 05/08/2013
  • 14:59 hrs.

Una cirugía plástica siempre implica un riesgo, por lo que el paciente tiene que someterse a una valoración integral para determinar su estado de salud y evitar las posibles complicaciones que se puedan presentar, explicó a SUMEDICO Radio el Dr. Ramiro Hesiquio Silva, miembro de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva AC (AMPER).

La certificación

La primera decisión que enfrenta un paciente que quiere realizarse un procedimiento quirúrgico estético, es la elección del cirujano y para evitar caer en manos inexpertas o ser operado en lugares donde no se encuentren con los implementos necesarios para enfrentar una emergencia, se debe buscar un especialista que esté certificado.

Un médico que está certificado,  tiene que refrendar cada cinco años que sus conocimientos están actualizados y son acordes a los procedimientos y estándares internacionales. Su certificación, explica Silva, es un control de calidad, que es avalada por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, en cuya página de internet está la lista de los médicos certificados.

Una vez elegido el profesional de la salud, es él quien puede proponer al paciente dónde se puede realizar el procedimiento, además de realizarle la valoración integral para saber si es candidato a hacerse el procedimiento que desea.

Los exámenes de laboratorio de control que debe pedir el especialista para hacer la valoración del estado de salud son tres: la biometría hemática, la química sanguínea y un coagulograma, siempre y cuando la persona no tenga enfermedades asociadas.

También es importante que el candidato a hacerse una cirugía plástica proporcione al médico tratante todos los detalles para armar una historia clínica completa, que debe incluir todos los datos de enfermedades, medicamentos y antecedentes de estilo de vida. 

“Muchas veces consideramos que la aspirina o las vitaminas que tomamos son inocuas y pueden tener un efecto anticoagulante y el sangrado es una de las complicaciones más frecuentes en la fase transoperatoria o el hábito de fumar puede dañar el proceso de cicatrización”, refiere el especialista.

En México, las cirugías plásticas más frecuentes son la liposucción, la lipoescultura, la dermolipectomía y la aplicación de implantes mamarios

Modelación, no pérdida de peso

La liposucción, señala el médico cirujano del Hospital ABC, no es una cirugía que nos ayuda a bajar de peso, debe estar enfocada a definir ciertas partes del cuerpo. Su duración depende de las zonas a tratar.

“Una liposucción menor puede durar de una a dos horas y no se deben extraer más de tres litros de grasa. Una liposucción mediana, es cuando se sacan hasta cinco litros de grasa, pero ahí ya estamos pisando terrenos complicados.

“Lo habitual es retirar tres litros de grasa y poder redistribuirla en diferentes partes del cuerpo, este procedimiento se llama lipoescultura y es quizá, hoy en día una de las cirugías con mayor demanda… Cuánto vamos a sacar, cuánto vamos a colocar, todo es parte de la valoración previa y de la historia clínica del paciente, para poder determinar la magnitud de la agresión quirúrgica y también disminuir las complicaciones”.

La recuperación y el cambio de vida

El tiempo que lleva a un paciente recuperarse de una liposucción, depende de las zonas tratadas, pero en general es una cirugía ambulatoria, se ingresa en la mañana y se da de alta al paciente al final del día.

Las recomendaciones a seguir de forma inmediata son: mantener una faja en la zona que se trabajó, para ayudar a contener la inevitable inflamación, así como tomar los antibióticos y analgésicos que el médico recetó para evitar el dolor.

 “Creemos que la liposucción es una manera vanal de resolver en cierta medida nuestra irresponsabilidad” al dejar que se acumulara grasa en el cuerpo por la forma desmedida de comer, pero el verdadero cambio se dará si la persona que se sometió a la cirugía da un giro a su estilo de vida y adopta hábitos alimenticios sanos.

 “Es muy válido hacer este tipo de cirugía cuando el paciente está dispuesto a reorganizar su vida , llevar una dieta adecuada y hacer ejercicio,  (la operación) no deja de ser un riesgo y un gasto, para que el resultado postoperatorio se pierda a los seis meses”, advierte el médico.

El proceso de desinflamación del cuerpo, explica, se lleva un año, por lo que no se recomienda repetir la cirugía en un tiempo menor a ese.

El costo

El precio de una cirugía plástica varia mucho, pero una realizada por un profesional certificado y capaz, no va costar menos de 30 mil pesos, todo depende del médico y del lugar donde se realizará el procedimiento.

“La liposucción es uno de los procedimientos con mayor número de complicaciones, pero no porque sea complejo, sino porque lo banalizamos y muchas veces se hacen en consultorios que no cuentan con la estructura para resolver una eventual emergencia”, considera el médico

La recomendación es que cuando se elija un cirujano plástico, sea uno que les de confianza y sobre todo, que sea certificado, serio y que ofrezca los resultados contundentes en su ejercicio profesional, señaló el Dr. Ramiro Hesiquio Silva.

Los implantes mamarios

La aplicación de implantes mamarios, es una de las cirugías más sencillas, en la mayoría de los casos no se usan drenajes y sólo se pide a la paciente que use un brasier especial durante cuatro semanas para ayudar en el proceso desinflamatorio.

Las cirugías plásticas son populares de acuerdo a la etapa de la vida que se vive, las mujeres de 20 y 30 años piden implantes mamarios y liposucción. La dermolipectomia es popular en mujeres mayores de 30 años, después de tener hijos y desean un abdomen perfecto; mientras que los liftings faciales los solicitan personas mayores de 40 años.

El botox

Otro de los procedimientos estéticos que está de moda es la aplicación de toxina botulínica (botox), para suavizar las líneas de expresión del rostro.

Al respecto, el Dr. Silva comentó que el botox “es una toxina que va a paralizar al músculo” pero para su aplicación ser requiere tener conocimiento de la anatomía del músculo. “Hay toxinas botulínicas que nos son muy seguras, por eso es importante que un cirujano plástico valore el material y haga el procedimiento”.

“En muchas clínicas de esteticistas les enseñan como una receta de cocina, cómo aplicar el botox y no todas las caras son iguales. Las complicaciones que se pueden tener son asimetrías en el rostro, por ejemplo se les cae el párpado por una mala aplicación. Si bien la toxina botulínica tiene un efecto que el cuerpo revierte al cabo de los meses, ese tiempo que pasamos con una mala aplicación, puede ser muy incómodos”.

Las consecuencias

Cuando una persona está decidida a realizarse un procedimiento estético, por muy simple que parezca, debe estar segura de estar en manos de una profesional para evitar consecuencias que puedan dañar su salud y evitar que le apliquen rellenos que el organismo no absorbe y le pueden provocar daños al sistema inmune.

También se debe tener cuidado con las sustancias modelantes que se utilizan para aumentar mamas y glúteos. “Son aceites minerales (cuya aplicación) no sólo comprometen el asunto estético, sino la vida misma, porque son pacientes que terminan desarrollando enfermedades del sistema inmune, artritis, esclerodermia,  porque el sistema inmune reacciona contra esas sustancias ajenas y se pueden dar casos de personas que pueden fallecer a temprana edad como complicación de estos procedimientos no permitidos”.

Para verificar que un cirujano plástico está certificado, puede consultar el sitio del Consejo Mexicano de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva y el de la  Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.

En caso de tener duda sobre la clínica donde se va a realizar el procedimiento, el Gobierno del Distrito Federal puede hacer la evaluación correspondiente, debe llamar al  56 15 49 11 o al 01 800 711 873

publicidad

publicidad

publicidad