publicidad

Otros

Cómo disfrutar la cena navideña sin excesos

La gran variedad de platillos que hay en las cenas navideña y de fin de año pueden obligarnos a comer de más, señaló especialista.

  • 21/12/2012
  • 15:47 hrs.

“Comer es una experiencia en la que se aprecian el sabor, el olor y la textura de los alimentos; de acuerdo con estudios científicos, los primeros bocados que le damos a un alimento son los que más disfrutamos”, explicó en SUMEDICO Radio Ana María González García, licenciada en Nutrición y Ciencias de los Alimentos, quien explicó que justo por eso es importante no excederse con los alimentos en las festividades navideñas.

La especialista explicó que si bien los excesos comienzan mucho antes que las cenas de Navidad y Año Nuevo, es importante que, cuando éstas lleguen, quien ya se excedió esté consciente de que ya no debe hacerlo.

“Principalmente por una razón de peso y salud, pero también porque no somos conscientes que cuando caemos en excesos ya no los disfrutamos. Por eso, mi primer consejo es que cuando estén en la cena de Navidad hagan un paro de conciencia de que lo más importante es disfrutar el momento, convivir, y también comer, pero sin excesos”, explicó.

Señaló que cuando nos servimos el segundo plato, ya no lo disfrutamos, “acabas lleno y molesto, incómodo”, sin disfrutar, añadió.

La especialista explicó que no hay alimentos buenos ni malos, solamente que deben estar bien balanceados, y fue enfática al referir que es importante que para tener una cena de Navidad bien equilibrada es necesario incluir ensaladas, “si ya lo hacen, perfecto, pero si no lo acostumbran, pueden comenzar a hacerlo”, explicó.

Como son reuniones en las que se cena tarde, la especialista en nutrición recomendó tomar una cena ligera antes de salir rumbo a la reunión, para llegar con menos hambre, y en el caso que haya botana previa a la cena, hay que probarla, disfrutando, pero sin comer mucha, “hay que tener cuidado con la botana”, explicó.

Entre otras recomendaciones que hizo la nutrióloga están:

  • Servir la cena en platos chicos, porque les cabe menos
  • Usar para la cena, en lugar de bacalao, otros pescados que tengan ácidos grasos saludables
  • Cuidar las porciones, deteniéndose en el momento que se sientan satisfechos
  • Entender que no por ser Navidad hay que comer de más
  • Incluir frutas en los postres
  • Si es bufete hay que sentarse lejos de la comida para no tener la tentación
  • Si es posible, bailar para estar en movimiento

“También hay que tener cuidado con la bebidas. Por ejemplo, con el ponche, hay que pedirlo con fruta, ya que contiene fibra, y no beberlo sin fruta; y en el caso de pedirlo con alcohol, hay que recordar que cada bebida alcohólica contiene siete calorías por cada 100 mililitros”, explicó.

Por ello, recomendó que, tanto por la ingesta de calorías como por la manera como saldremos de la fiesta, tengamos prudencia con el consumo de bebidas alcohólicas, y preferir las que se mezclan con agua, o bien combinar un vaso de licor con uno de agua.

Respecto a la resaca (o cruda), Ana María González señaló que lo más importante es hidratarse, porque la cruda es precisamente eso, “deshidratación”, así que recomendó beber sueros que tienen sales, y esas sales ayudan a que el agua entre en la sangre, además de bebidas energéticas, o bien hacer un suero casero con agua mineral, limón y un poco de sal.

Sobre la comida que se consume cuando se padece una resaca, la nutrióloga señaló que lo picoso es más un mito que una realidad, ya que la comida dulce es más efectiva, “porque tiene glucosa y ésta ayuda a la recuperación en la hidratación”.

Señaló también que, al momento del recalentado, se repitan las porciones chiquitas, porque “no hay que dejar de comer nada, pero sí debemos cuidar las porciones”.

Finalmente, la licenciada en nutrición explicó que “la comida tiene que satisfacernos en muchos sentidos, hay que saber disfrutar  y al día siguiente estaremos contentos porque no comimos de más. Y si podemos acompañar esto de ejercicio, entonces podremos pasar unas navidades saludables”, concluyó.

publicidad

publicidad

publicidad