publicidad

Corazón

Cinco comportamientos que dañan tu corazón

Automedicarse o no realizarse revisiones periódicas, son algunos comportamientos que aumentan el riesgo de padecer un infarto.

  • 13/11/2015
  • 16:27 hrs.

El corazón, es el órgano que debe recibir mucha atención ya que es el responsable de que nuestro sistema funcione, por lo que si este falla, la vida se va en un breve instante.

Una de las patologías más comunes del corazón, son los infartos, los cuales provocan entre 70 y 80 mil muertes, de las cuales el 27% ocurren antes de recibir atención médica.
 
La principal razón por la que esto ocurre, es por los comportamientos de las personas, porque aunque se ha buscado concientizar sobre este padecimiento, muchos no toman medidas de prevención o no saben cómo identificar los síntomas de un ataque cardíaco.
 
Por ello, especialistas de salud cardíaca de las Instituciones Médicas Johns Hopkins en Estados Unidos, explican algunos de los errores que más cometen las personas sobre el cuidado de su corazón.
 
1. No realizarse revisiones periódicas: este es tal vez el comportamiento más común ya que las personas no revisan su presión sanguínea o sus niveles de azúcar, porque aseguran sentirse bien. De igual manera, no reportan malestares como dolores de pecho, falta de aire o fatiga, porque no los consideran graves o porque no saben reconocer los síntomas de un infarto.
 
2. Pensar que si no se logran erecciones, es por una cuestión mental: muchos hombres que comienzan a tener problemas de erección, creen que su problema es mental, sin embargo, estas dificultades pueden ser el anuncio de un ataque cardiaco, ya que la impotencia se genera principalmente por un problema de flujo sanguíneo al pene. Al acudir al médico por disfunción se debe realizar también una evaluación de la salud cardíaca.
 
3. Creer que por ser joven no se sufren infartos: generalmente la gente asocia los infartos a personas mayores y aunque en su mayoría, son ellos quienes tienen más ataques, los infartos también se presentan en gente joven, especialmente en quienes tengan antecedentes familiares de eventos cardiacos. 
 
4. Automedicarse: uno de los mayores problemas para esta y todas las enfermedades, es tomar medicamentos no prescritos cuando se tienen molestias. Esto puede agravar la enfermedad o desarrollar otras. Lo más importante es acudir con el médico para recibir el tratamiento adecuado.
 
5. Pensar que si se tienen antecedes familiares, no se puede hacer nada para evitar un infarto: aunque es cierto que esto aumenta el riesgo de sufrir un infarto, no significa que las personas que tengan padres, abuelo u otros parientes con este padecimiento, vayan a sufrir del corazón. Lo importante es evitar los riesgos a través de  una buena alimentación, ejercicio y acudiendo con el especialista para realizarse revisiones periódicas.
 
(Con información de Infosalus)
 

publicidad

publicidad

publicidad