publicidad

Otros

Certifican laboratorio contra toxinas marinas

Son compuestos químicos que son producidos por microalgas marinas y que puede tener efecto negativo para la salud humana.

  • 02/01/2013
  • 08:47 hrs.

La Secretaría de Salud de México certificó la validez y confiabilidad del primer laboratorio especializado en identificar ficotoxinas, las cuales son compuestos químicos que son producidos por microalgas marinas y que puede tener efecto negativo para la salud humana cuando son ingeridas por pescado o mariscos que después llegan al plato de las personas.

Las ficotoxinas atacan los sistemas nervioso y digestivo de los seres humanos. Provoca al menos cuatro grupos negativos muy marcados: amnésicas, neurotóxicas, paralizantes y diarreicas (las cuatro presentes en moluscos); además existe una ficotoxina presente en pescados de zonas tropicales y subtropicales, llamada ciguatera.
 
Las ficotoxinas pueden ser degradadas por algunos moluscos, pero pueden ser peligrosas para las personas si los animales son capturados y vendidos cuando acaban  de ser expuestos a estas algas marinas y no se les da tiempo suficiente para procesarlas o digerirlas.
 
La Comisión Federal para la Protección contra Riegos Sanitarios (Cofepris), evaluó los procedimientos de análisis que se realizan en el Centro e Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (CICESE), que es uno de los 26 centros públicos de investigación de la red del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).
 
El laboratorio certificado lleva por nombre Laboratorio de servicios, monitoreo e investigación sobre ficotoxinas asociadas a florecimientos algales nocivos: Ficotox. La certificación de sus procedimientos puede ser benéfica para más de 73 granjas acuícolas de la zona de la Península de Baja California y así podrá certificar que sus productos comestibles están libres de estos compuestos químicos y pueden ser consumidos con toda seguridad.
 
La certificación de COFEPRIS también tiene el valor agregado de que esa institución ha sido reconocida como centro de referencia continental, por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
 
La necesidad de que México cuente con un laboratorio especializado en la detección  de toxinas generadas por microalgas se puede explicar debido a que la península de Baja California  experimenta cíclicamente florecimientos de algas que libran toxinas e impactan negativamente a la salud pública si son consumidas por peces y mariscos y luego son consumidas.
 
De acuerdo con la agencia de noticias de Conacyt, para mantener abiertas las áreas que han sido clasificadas y aprobadas para realizar actividades de cultivo (las bahías de Todos Santos y San Quintín, laguna Manuela, Guerrero Negro y San Felipe) se requieren alrededor de 500 análisis de biotoxinas por año, cifra que se espera incrementar al doble.
 
En México, agregó, la única toxina que ha causado muertes es una de tipo paralizante, una saxitoxina que en Chiapas y Guerrero, entre 1979 y 2002 provocó 300 intoxicados y 24 muertes. Pero la tendencia es que los florecimientos incrementen su intensidad y frecuencia.
 
En 2011 en esta región ya se superó dos veces el nivel regulatorio y se decretaron vedas. De 1977 a la fecha se ha incrementado la presencia de toxinas paralizantes en la costa de Washington, en Estados Unidos, y ante esto, la perspectiva es que habrá más toxinas reguladas a futuro (actualmente hay sólo tres reguladas), y los análisis tendrán que migrarse hacia métodos analíticos.
 
El laboratorio ficotox fue inaugurado el 4 de agosto de 2011 y tiene tres componentes principales: brindar servicios de análisis de ficotoxinas amnésicas, diarreicas y paralizantes, en moluscos y peces, mediante protocolos normados y no normados; realizar monitoreos de florecimientos algales nocivos (fan) en la región, y hacer investigación y formar recursos humanos altamente capacitados en esta área.

publicidad

publicidad

publicidad