publicidad

Cambios en la rutina para prevenir enfermedades cardiovasculares
Corazón

Cambios en la rutina para prevenir enfermedades cardiovasculares

Los factores de riesgo controlables pueden ayudar a evitar la aparición de enfermedades del corazón

  • MELISSA SIERRA
  • 06/04/2020
  • 18:23 hrs.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo, y son un grupo de padecimientos que involucran múltiples factores de riesgo, los cuales, en algunas ocasiones pueden evitarse con un estilo de vida saludable.

Algunos factores de riesgo no pueden controlarse, como la edad, sexo, etnia y antecedentes familiares, por lo que es necesario atender aquellos que pueden evitarse para disminuir el riesgo de desarrollar una enfermedad del corazón.

Los cambios en la rutina diaria pueden marcar la diferencia entre tener o no un corazón sano, estos pueden hacerse de manera paulatina con el objetivo de lograr hábitos saludables todos los días, de acuerdo con la Fundación del Corazón, las principales modificaciones que deben hacerse, son:

-Dieta saludable

La obesidad y el sobrepeso son dos de los principales factores que pueden propiciar el desarrollo de una enfermedad cardiovascular, debido a que estos están asociados con otros factores de riesgo como niveles elevados de colesterol, presión arterial alta y diabetes.

Por ello, es necesario que se mantenga una dieta saludable y equilibrada, rica en verduras, pescado, frutas y hortalizas, con la menor cantidad de grasas y sal, esto con el objetivo de mantener un peso ideal, además del perímetro abdominal dentro de los parámetros normales.

También lee: Hay 31 millones de mexicanos con hipertensión, el "asesino silencioso"

-Sedentarismo

La falta de ejercicio provoca el 30% de las cardiopatías isquémicas como el infarto y la angina de pecho, según datos de la Organización Mundial de la Salud, por lo que es necesaria la activación física diaria para tener un corazón saludable.

En niños y adolescentes entre 5 y 17 años, el ejercicio debe ser de al menos una hora cada día, mientras que para adultos se recomiendan mínimo 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de ejercicio intenso.

-Tabaquismo

Dejar de fumar no sólo ayudará a reducir el riesgo de cardiopatías, sino de otras enfermedades, pues el tabaquismo está relacionado con más de 35 padecimientos. 

El tabaquismo acelera el desarrollo de la aterosclerosis,  la enfermedad de las arterias que provoca la acumulación de grasas y colesterol en sus paredes.

También lee: ¿Cómo identificar problemas cardíacos en niños?

-Dormir bien

Tener una buena calidad del sueño es tan importante como comer bien, pues si no se duerme lo suficiente, aumenta el riesgo de desarrollar hipertensión, obesidad y diabetes, afecciones directamente relacionadas con la aparición de problemas cardiovasculares.

Una persona adulta debe dormir entre 7 y 9 horas diarias, si se tienen problemas para conciliar o mantener el sueño, es necesario acudir con un especialista.

-Limitar el alcohol

El consumo de alcohol puede elevar la presión arterial, además de que contiene una gran cantidad de calorías que propician el aumento de peso. Su consumo en altas cantidades puede provocar la aparición de enfermedades cardíacas.

Si bien es recomendable evitar cualquier cantidad de alcohol, las dosis aceptadas es de dos bebidas alcohólicas al día en hombres y una bebida en mujeres, esta diferencia entre sexos se debe a la forma en que los organismos sintetizan el alcohol en sangre.


publicidad

publicidad

publicidad