Buscan reducir insuficiencia cardíaca en personas con cáncer

Aquellos que habían sido atendidos por cáncer tenían más del doble de riesgo de presentar insuficiencia cardíaca que los que no padecieron la enfermedad.

A los 5 años del diagnóstico, las personas tratadas para linfoma o cáncer de mama tuvieron 3 veces más posibilidades de padecer insuficiencia cardíaca en comparación con las personas que no tuvieron cáncer, indica el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos.

Buscan reducir insuficiencia cardíaca en personas con cáncer

Teniendo este panorama en cuenta y sabiendo que las personas con cáncer son más proclives a desarrollar complicaciones cardiovasculares debido a los tratamientos, la Comisión Europea tomó la decisión de designar al Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) como coordinador de RESILIENCE, un proyecto hecho para desarrollar una intervención médica que disminuya la prevalencia de la insuficiencia cardíaca en las personas que sobreviven al cáncer.

¿En qué consiste este proyecto? Aquí te lo explicamos.

imagen-cuerpo

Reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca en las personas con cáncer, el objetivo

El National Cancer Institute precisa que las enfermedades del corazón, la hipertensión, la diabetes, algunos tratamientos del cáncer como la inmunoterapia, la quimioterapia, la radiación torácica y algunas terapias dirigidas son factores de riesgo de insuficiencia cardíaca.

Los especialistas de este instituto apuntan que ya se han llevado a cabo estudios sobre la relación entre el cáncer y la insuficiencia cardíaca y que en uno realizado en 2018, se encontró que si bien el riesgo de padecer del corazón era bajo, aquellos que habían sido atendidos por cáncer tenían más del doble de riesgo de presentar insuficiencia cardíaca que quienes nunca habían tenido dicha afección.

"El riesgo fue notorio tan pronto como un año después del diagnóstico de cáncer. El incremento del riesgo se mantuvo al menos durante 20 años", señala esta organización.

Un ejemplo de estos medicamentos para el cáncer son las antraciclinas, que de acuerdo con EFE, son una clase de medicamentos muy efectivos contra muchos tipos de cáncer, como cáncer de útero, gástrico, las diversas formas de linfoma, el cáncer de mama, la leucemia o el melanoma.

Sin embargo, las antraciclinas también tienen un efecto tóxico potencial sobre el corazón que puede llevar a una insuficiencia cardíaca crónica.

EFE menciona que de los 4 millones de casos nuevos de cáncer diagnosticados en Europa año con año, más de 3 millones recibe antraciclinas (ya sea solas o combinadas) y que según los datos recientes, el 35% de los pacientes que reciben antraciclinas desarrolla alguna forma de toxicidad en el corazón. Aquí es donde entre RESILIENCE.

imagen-cuerpo

¿Cómo funciona este proyecto para prevenir la insuficiencia cardíaca en pacientes con cáncer?

EFE menciona que las personas van a recibir algo conocido como ´precondicionamiento isquémico remoto´, que consiste en episodios repetitivos y breves de isquemia del brazo seguidos de alivio de la presión, una vez a la semana, durante los cuatro meses que dura la quimioterapia o a una intervención simulada, que es el grupo de control.

En palabras del doctor y coordinador del proyecto RESILIENCE, Borja Ibáñez, se ha encontrado que el precondicionamiento isquémico remoto´ es bastante efectivo para prevenir la toxicidad inducida por antraciclinas en grandes modelos animales de este padecimiento

"Dicho proyecto es el traslado de esta terapia a las personas que tienen riesgo de desarrollar complicaciones como la insuficiencia cardíaca nuestra hipótesis de esta investigación es que las sustancias liberadas por el brazo como respuesta a esta intervención mecánica no invasiva llegan al corazón y los hacen más resistentes a daños, como la exposición a estas antraciclinas", dijo Ibáñez.

(Con información de EFE)