publicidad

Beneficios de tomar una siesta para la salud del corazón
Corazón

Beneficios de tomar una siesta para la salud del corazón

La falta de sueño puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, por lo que tomar una siesta ayuda a disminuir sus efectos

  • MELISSA SIERRA
  • 28/06/2020
  • 17:48 hrs.

Se ha comprobado que dormir bien tiene múltiples beneficios para la salud en general, por lo que distintas investigaciones han analizado la importancia de tomar una siesta para mantenerse saludables, y sobre todo conservar una buena salud del corazón.

Aunque el número de siestas semanales y el tiempo de éstas puede variar entre cada persona, dependiendo de factores como la edad, la falta de sueño y las actividades diarias, los especialistas coinciden en que tomar una siesta puede ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El hábito de tomar una siesta puede ayudar a controlar factores de riesgo relacionados con afecciones cardíacas, lo que ayuda a mantener una buena salud del corazón. Algunos de los beneficios de tomar una siesta son:

También lee: El estrés podría dañar tu corazón

Controla la tensión arterial

La presión arterial elevada es considerada como un factor desencadenante de distintas cardiopatías, por lo que su control es primordial para mantener una buena salud cardiovascular.

Ante ello un estudio del Allegheny College de Estados unidos encontró que una siesta diaria de entre 45 minutos y una hora, puede ayudar a disminuir la presión arterial y regular el ritmo cardíaco después de un día de estrés y tensión psicológica.

Reduce el estrés

El alto nivel de estrés es un factor asociado a padecimientos cardiovasculares, por lo que su control a través de tomar una siesta puede disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca en un 37%.

Además, tomar una siesta puede ayudar a  reducir las tensiones físicas y aumentar la capacidad de concentración de una persona hasta en un 34%.

Previene las cardiopatías

La falta de sueño incrementa los niveles de cortisol en el organismo, un tipo de hormona que aumenta la intolerancia a la glucosa y a la grasa, y debilita el sistema inmune y el muscular, lo que puede aumentar el riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares.

De acuerdo con la Fundación Española del Corazón cuando se toma una siesta, se estimula la producción de la hormona del crecimiento, que funge como un antídoto del cortisol y ayuda a prevenir sus efectos.

También lee: 4 consejos para cuidar la salud cardíaca en adultos mayores

Previene la obesidad

El sobrepeso y la obesidad son dos de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Distintas investigaciones han encontrado que no dormir bien aumenta el riesgo de obesidad, sin embargo, un artículo publicado en Obesity Facts indica que tomar una siesta diaria puede reducir ese riesgo.

De acuerdo con la publicación, en las personas que dormían menos de cinco horas durante la noche, tomar una siesta por la tarde podría ayudar a disminuir el riesgo de obesidad provocado por la falta de sueño.

Disminuye el riesgo de infarto

Una investigación realizada por University Hospital of Lausanne encontró que tomar siestas una o dos veces a la semana reduce en un 48% el riesgo de incidentes relacionados con enfermedades cardiovasculares, como infarto o derrame cerebral.

Este estudio que analizó a más de 3 mil 500 personas en Suiza identificó que más de dos siestas semanales no tienen beneficios significativos, sin embargo, encontraron resultados similares entre los que tomaban una siesta de cinco minutos o de más de una hora.


publicidad

publicidad

publicidad