publicidad

Otros

Bebés de madres obesas ven mucha TV

Según los investigadores, en muchos casos los bebés que miran la televisión, están sujetos a sus asientos y no pueden hacer otra cosa.

  • 10/01/2013
  • 17:16 hrs.

 De acuerdo con un nuevo estudio, algunos bebés pasan tres o más horas al día frente a la televisión, porque sus madres son adictas a esta actividad, y según los expertos, es aún más frecuente en el caso de las mujeres obesas.

En estos casos, los bebés no juegan, porque el tiempo que están despiertos, en gran parte lo dedican a ver televisor debido a que sus madres les indican que es la actividad que se debe hacer para relajarse.

"Las madres usan la televisión como medio para tranquilizar a los bebés que presentan más problemas", afirmó la autora principal del estudio Amanda Thompson, profesora asistente de antropología de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

Otros estudios han mostrado que ver la televisión a una edad tan temprana puede ser perjudicial, aseguró, y puede provocar retrasos importantes en el desarrollo.

El estudio aparece en la edición en línea del 7 de enero y en la edición impresa de febrero de la revista Pediatrics.

Para realizar el estudio, el equipo de Thompson sigió a más de 200 madres negras con ingresos bajos y a sus bebés.

Todos los participantes tenían riesgo de obesidad en los niños, y para tal fin se observó a las familias en sus casas.

Los investigadores hallaron que bebés de incluso 3 meses pasaban delante de la televisión casi tres horas al día. Y el 40% de ellos tenía en promedio un año veían la televisión al menos tres horas al día.

El grupo de Thompson, encontró que los hijos de madres obesas que eran muy activos, eran obligados por ellas a ver más televisión, incluso al momento de comer, pero quienes tenían niveles más altos de educación eran menos propensas a dejar la televisión encendida.

Las madres obesas tienen más probabilidades de estar inactivas o de sufrir de depresión, aseguró Thompson. "Es más probable que ellas vean la televisión, así que sus hijos también la ven más", señaló.

"En muchos casos, los bebés están sujetos en su asiento", aseguró uno de los autores. "Ver la televisión a una edad tan temprana se asocia con problemas en la atención y con retrasos a nivel cognitivo, y es perjudicial para el desarrollo cerebral de los bebés".

Por estas razones, la Academia Americana de Pediatría aconseja que los niños no vean la televisión hasta los dos años de edad, indicó Christakis. (Medline)

publicidad

publicidad

publicidad