publicidad

Arsénico en el agua potable cambia el tamaño del corazón
Corazón

Arsénico en el agua potable cambia el tamaño del corazón

Un nuevo estudio revela que su consumo está relacionado con cáncer, daño renal, enfermedades cardíacas y diabetes

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 03/07/2019
  • 18:17 hrs.

Un nuevo estudio de la Asociación Estadounidense del Corazón reveló que una exposición prolongada al arsénico en el agua potable puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y diabetes, incluso en personas jóvenes y sanas.

El hallazgo fue publicado en la revista especializada Circulation: Cardiovascular Imaging y alerta sobre los riesgos asociados al consumo de arsénico contenida en al agua.

Arsénico en el agua potable

De acuerdo al Dr. Gernot Pichler, autor principal del estudio, “la exposición al arsénico de bajo nivel se asocia con crecimiento desproporcionado del corazón, independientemente de la hipertensión y otros factores de riesgo tradicionales”.

Cuanto más arsénico en agua potable exista, mayor será el daño al corazón.

Pero, ¿qué es el arsénico? Según expertos, es un veneno para el humano que se produce naturalmente en la corteza terrestre.

El arsénico se puede encontrar también en el aire y en el suelo, pero de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mayor amenaza para la salud proviene del agua subterránea contaminada con arsénico tras pasar por rocas y minerales.



Su consumo a largo plazo está relacionado con varios tipos de cáncer, daño renal, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y diabetes.

En algunas zonas de Estados Unidos, las personas que viven en zonas rurales y en algunas áreas suburbanas, pueden estar más expuestas al arsénico en el agua potable por el uso de pozos privados.

>>TAMBIÉN LEE: Ingredientes potencialmente nocivos en las tortillas de harina

Consecuencias

Investigaciones han demostrado que los niveles bajos a moderados de arsénico en el agua se relacionan estrechamente con el desarrollo de diabetes, hipertensión y problemas del corazón, especialmente en personas jóvenes.

El estudio más reciente analizó las muestras de orina de 1,337 adultos con poco más de 30 años de edad.

Evaluaron los niveles de arsénico en su cuerpo así como el tamaño, forma y funcionalidad de sus corazones.

Todos los pacientes estaban sanos, ninguno sufría de enfermedades crónicas al inicio del estudio.




Sin embargo, cuando los niveles de arsénico se duplicaban, los investigadores encontraron que había un riesgo hasta 47% mayor de desarrollar un engrosamiento de las paredes de la cámara de bombeo principal del corazón.

Cuando esto ocurre, el corazón debe trabajar cada vez más para bombear la sangre a todo el cuerpo, lo que está relacionado con paro
cardiaco súbitos, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardiaca.

En los participantes con hipertensión, el riesgo de engrosamiento del corazón fue de hasta 58% más.

Ante estos resultados, los investigadores sugieren a las personas que vivan en zonas rurales y que tomen aguas subterráneas o provenientes de pozos, a mantenerse atentos y buscar tomar otras fuentes más seguras de obtener agua.


>>SIGUE LEYENDO: La enfermedad causada por comer arroz blanco



(Con información de Infosalus y CNN)


publicidad

publicidad

publicidad