publicidad

Corazón

Aprende a cuidar tu presión arterial

La presión arterial, normalmente debe estar por debajo de 120 sistólica y 80 la diastólica, con el fin de prevenir cualquier enfermedad cardiovascular.

  • 07/03/2012
  • 08:20 hrs.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de una arteria o vasos sanguíneos, explica el cardiólogo Froylán E. Limón Ortega (*).

De acuerdo a las cifras establecidas, y para considerar a una persona fuera de sufrir cualquier enfermedad cardiovascular, su presión arterial debe estar por debajo de 120 sistólica y 80 la diastólica.

Al hablar de presión arterial, es importante abordar y explicar el concepto de hipertensión, y cuándo es que una persona puede considerarse hipertensa.

La hipertensión es cuando nuestra presión arterial se encuentra elevada de manera constante, más allá de 140/90. Esto quiere decir que sin realizar alguna actividad, aumente nuestro ritmo cardiaco, sin ningún motivo y a cada momento.

A nivel mundial, existen dos guías que establecen las medidas de la presión arterial, la primera es la guía europea y la segunda es la guía americana, explica el doctor.

Los americanos dicen que las cifras, arriba de 120 a 139 sistólica milímetros de mercurio, sobre 80 u 89 diastólica, se le conoce como pre hipertensión, esto no quiere decir que estés enfermo, sin embargo puede considerarse una llamada de atención pues estás en riesgo de sufrir hipertensión.

En nuestro país, la pre hipertensión se conoce como hipertensión arterial normal alta.

La hipertensión se divide en grado 1 y 2, la primera abarca los niveles de 140 hasta 159, sistólica, y 90 a 99 la diastólica; la segunda, cuando es mayor o igual a 160 sobre 100 ml de mercurio.

La hipertensión arterial es conocida como el asesino silencioso a falta de síntomas, agrega el cardiólogo. En las primeras etapas, la hipertensión suele ser asintomática; sin embargo, al presentar una presión arterial baja o alta, los síntomas más comunes son:

En caso de no atenderse a tiempo, esto puede llegar a causar la muerte de las personas, sin embargo también puede ocasionar apoplejía, embolia, hipertrofia, retinopatía, y obviamente el corazón, el cerebro y el riñón se ven afectados, explica el especialista.

Las personas de la tercera edad, suelen presentar un aumento de la presión sistólica, sin embargo ambas medidas son importantes e igual de riesgosas; los adultos jóvenes y adultos no están exentos de padecer de hipertensión, mucho menos si alguno de sus padres la desarrolló, comenta nuestro especialista.

La hipertensión, aunque suele ser  una enfermedad hereditaria, pueden reducirse los riesgos de padecerla al llevar un estilo de vida saludable.

El doctor Limón Ortega, comenta que lo ideal es hacer 30 minutos o más de ejercicio diario, no fumar, medir tu glucosa, medir tus niveles de colesterol, (tanto bueno como malo), tener una dieta rica en fibra, frutas y verduras, mantener tu peso, y evitar el estrés.

(*) Dr. Froylán E. Limón Ortega
Cardiólogo Electrofisiólogo
54819517
frog_lim@yahoo.com.mx

publicidad

publicidad

publicidad