publicidad

Otros

Alertan por fraude en suplementos herbales

El procurador general de Nueva York indicó que indicó que 79% de los suplementos carecen de cualquier rastro genético del contenido orgánico.

  • 04/02/2015
  • 08:44 hrs.

El procurador general de Nueva York, Eric Schneiderman, dijo hoy que según estudios, cuatro de cada cinco suplementos herbales vendidos en tiendas líderes en el estado y en todo Estados Unidos, son fraudulentos.

 
En un comunicado, Schneiderman indicó que 79 por ciento de los suplementos herbales carecen de cualquier rastro genético del contenido orgánico que anuncian sus etiquetas, y sólo en 21 por ciento se pueden encontrar rastros de las hierbas ofrecidas.
 
Los ingredientes que más a menudo faltan en los suplementos son ginseng, equinácea, hierba de San Juan (Hypericum perforatum) y ginkgo biloba, entre otros.
 
Esos contenidos son sustituidos con arroz, frijoles, pino, cítricos, espárragos, trigos, zanahoria y otras sustancias molidas y presentadas en polvo.
 
La investigación fue realizada en productos vendidos en el estado de Nueva York en establecimientos de las cadenas Walmart, Target, GNC y Walgreens, cuatro de las minoristas más grandes en Estados Unidos.
 
El procurador informó que envió cartas a estas tiendas para que detengan de inmediato las ventas de estos productos, y les solicitó información detallada sobre estas mercancías, su procesamiento y pruebas de calidad.
 
Afirmó que Walmart es la tienda que vende los productos con menor porcentaje genético de los ingredientes que aseguran tener, con sólo 4 por ciento de coincidencia genética en los suplementos investigados.
 
Schneiderman advirtió que estos productos suponen un riesgo grave para la salud de personas alérgicas a las sustancias contenidas y omitidas en las etiquetas de los suplementos, o que tomen fármacos que puedan reaccionar de manera desfavorable a estos ingredientes.
 
“Esta investigación hace algo abundantemente claro: el viejo adagio dice que el comprador debe estar prevenido, y esto es especialmente cierto para los consumidores de suplementos herbales”, dijo.
 
Agregó que las pruebas genéticas confirman añejas dudas sobre la industria de los suplementos herbales, y recordó que las prácticas de contaminación de productos, de mentir en las etiquetas y de hacer anuncios comerciales engañosos son ilegales.
 
“Al final del día, las corporaciones estadunidenses deben ponerse a la altura de la circunstancias y garantizar que sus clientes están obteniendo el producto por el que pagaron, en especial cuando involucra promesas para una buena salud”, aseguró Schneiderman.

publicidad

publicidad

publicidad