publicidad

Otros

Al corregir a un niño se debe transmitir confianza

Cuando se regaña a un niño o a un joven los papás deben saber qué es lo que quieren expresar con ese regaño, dijo especialista.

  • 09/12/2012
  • 13:22 hrs.
Es necesario que los padres estén de acuerdo en lo que se reprueba y no, porque en muchos aspectos pueden estar en desacuerdo y eso podría confundir al niño.
 
Para saber cómo corregir a un niño cuando hace algo malo, primero es necesario saber identificar la manera como se hará de acuerdo a la edad que tiene, ya que no es igual regañar al niño que no levantó sus juguetes, que al jovencito que llegó de la escuela con un reporte por un acto más grave, dijo a SUMEDICO la psicóloga Laura Elena Martínez (*).
 
La especialista señaló que esto es importante porque hay que saber qué palabras se usarán para expresar la desaprobación ante el hecho. No obstante, señaló que es necesario que los padres estén de acuerdo en lo que se reprueba y no, porque en muchos aspectos pueden estar en desacuerdo y eso podría confundir al niño.
 
¿Qué corregir y cómo hacerlo?
Para la especialista es importante saber “qué intenciones, valores y propósitos pongo como papá frente al acto de corregir a mi hijo, porque a través del lenguaje o de los gestos que utilizo se pone énfasis en las palabras, ya que lo mismo puede transmitirse confianza que realidad o certeza, que afectar al niño, porque ante todo está la importancia de saber qué queremos transmitir a través de corregirlo”.
 
Laura Elena señaló que este punto en particular es muy importante, ya que por medio de las palabras que se utilicen podemos tener un efecto positivo o negativo hacia la personalidad que está desarrollando el niño, “y eso tiene un impacto directo para toda su vida. De qué modo, bueno o malo, intento decirle a mi hijo que algo que está haciendo es inapropiado o inadecuado”.
 
La especialista explicó también que es necesario que el niño entienda que el regaño responde a una actitud o un hecho que desata un problema pero también requiere una solución, porque eso llevará al niño o al joven a identificar que por medio del regaño se le ayuda a crear un sentido de responsabilidad, evitando humillarlo o lastimarlo.
 
No satanizar a los padres
Señaló también que es necesario que los padres tengan mucha paciencia, pero fue enfática al señalar que tampoco hay que satanizar a los padres que pierden los estribos porque “como sabemos, vamos aprendiendo a ser padres en el camino”.
 
Finalmente, la psicóloga enumeró aspectos que los padres deben tomar en cuenta cuando van a regañar a sus hijos:
 
Al hablar de corregir algo es hablar de un problema, y siempre es una oportunidad para expresar a un hijo que se trata de un acto de responsabilidad, y que ante un problema hay una solución.
Al corregir, es importante transmitir confianza, porque hay un impacto directo en su autoestima y el desarrollo de su identidad.
La comunicación es muy importante, porque ayuda a resolver el conflicto.
 
“A medida que se refuerce todo esto, se tendrán hijos con autoestima, responsabilidad y una gran capacidad para resolver los problemas”, concluyó la especialista.
 
(*) Dra. Laura Elena Martínez Morales
Psicóloga
laura_elenam@hotmail.com

publicidad

publicidad

publicidad