publicidad

Otros

Abuso de antibióticos pone en riesgo a niños

Utilizarlos cuando no es necesario, provoca que las bacterias se fortalezcan

  • 02/03/2017
  • 04:02 hrs.
Cuando un niño se enfermedad de resfriado o tiene molestias en la garganta, muchos padres e incluso médicos les dan antibióticos cuando realmente no los necesitan, lo que ocasiona diversas complicaciones e incluso ponen en riesgo su vida.

Abusar de los antibióticos provoca resistencia bacteriana, es decir, cuando los virus, hongos, parásitos o bacterias son inmunes a los medicamentos. Los niños de entre 1 y 4 años de edad son quienes más padecen esta condición.

El doctor Antonio Luévanos Velázquez, Presidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica (AMIP), menciona que la automedicación es la principal causa de resistencia bacteriana, así como las malas prescripciones médicas.

Estudios han revelado que entre el 48 y 52% de las recetas están más fundamentadas o dirigidas, menciona Luévanos.

Peligro para la vida


El especialista indicó que a nivel hospitalario, el 2.6% del total de las infecciones son nosocomiales y alargan la estancia del paciente. Dichas infecciones pueden ser mortales para los niños debido al tiempo de hospitalización.

Añadió que en el país, el mayor número de rectas de antibióticos son para infecciones del sistema respiratorio; sin embargo, la mayoría son de origen viral, por lo que no requieren antibióticos.

Por ello, resaltó, el pediatra debe reducir este problema y evitar dar antibióticos si el paciente no lo requiere.

Las 12 bacterias más resistentes


De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay 12 familias de bacterias que son las más peligrosas debido a su resistencia a los antibióticos.

Por ello, la OMS pide incrementar la investigación y desarrollo de nuevos antibióticos para combatir la resistencia bacteriana.

“La resistencia a los antibióticos va en aumento y estamos agotando muy deprisa las opciones terapéuticas. Si dejamos el problema a merced de las fuerzas de mercado exclusivamente, los nuevos antibióticos que con mayor urgencia necesitamos no estarán listos a tiempo”, explica la Dra. Marie-Paule Kieny, Subdirectora General de la OMS para Sistemas de Salud e Innovación.

De no tratarse el problema, añade, para 2050 las bacterias resistentes matarán a cerca de 10 millones de personas al año.

Asimismo, indica que la lista de las 12 bacterias aparece dividida en tres categorías según el nivel de urgencia de tener nuevos medicamentos.

Las que más requieren tratamientos son las bacterias multirresistentes que se encuentran en hospitales, casas de retiro y entre los pacientes que requieren dispositivos como ventiladores y catéteres intravenosos.

Los niveles de segundo y tercer nivel, incluyen a otras que exhiben una farmacorresistencia creciente y ocasionan enfermedades comunes como la gonorrea o intoxicaciones alimentarias por salmonela.

 

publicidad

publicidad

publicidad