publicidad

8.6 millones de mexicanos con diabetes y una cifra igual no lo sabe
Diabetes

8.6 millones de mexicanos con diabetes y una cifra igual no lo sabe

Sólo 2 de cada 10 pacientes controlan su diabetes; es la segunda causa de muerte en el país.

  • INGRID SILVA
  • 13/11/2020
  • 20:30 hrs.

"Si Dios quiere, se irá la enfermedad, pero también debo pensar en la manera que puedo curarme porque los medicamentos luego te hacen más mal que bien".

Alejandro tiene 60 años y lleva 12 años con diabetes tipo 2. En su intento por controlar la enfermedad de manera "sencilla" ha recurrido a decenas de remedios caseros, recetas por internet, productos en redes sociales y otras alternativas que de nada le han servido pues son tres las veces que sus pies han estado en peligro de ser amputados y recientemente estuvo hospitalizado y casi pierde la mano.

Te recomendamos:Obesidad, enfermedad cuyo tratamiento es más un estilo de vida

8.6 millones de mexicanos con diabetes y una cifra igual no lo sabe

La última vez fue hospitalizado durante un mes pues recuerda haber recurrido a una "limpieza especial" que él mismo inventó para limpiar la herida en su mano que le produjo una raspadura con la hoja de un árbol mientras arreglaba su jardín:

"Realmente no dolió, la cuestión fue que se puso peor con el tiempo porque se hizo más grande; le puse un poco de gotas para ojos, agua con sal, agua oxigenada y pues sí se veía limpia la herida, pero mi hijo y mi esposa comenzaron a asustarse pues ya se me veía el hueso según ellos, creo que exageraron".

De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 422 millones de adultos en todo el mundo tenían diabetes en 2014, frente a los 108 millones de 1980. La prevalencia mundial de la diabetes (normalizada por edades) casi se ha duplicado desde ese año, pues ha pasado del 4.7% al 8.5% en la población adulta. Por otro lado, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) refiere que aproximadamente 62 millones de personas viven con diabetes tipo 2 en el continente americano.

México ocupa el primer lugar a nivel mundial en sobrepeso y obesidad y el quinto lugar en prevalencia de diabetes, según la Estrategia Nacional para la prevención y el control del sobrepeso, la obesidad y la diabetes, publicada por la Secretaría de Salud, mientras que la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018 revela que existen 8.6 millones de personas en el país que viven con diabetes y se calcula que un número igual no sabe que padece la enfermedad.

Es durante la pandemia de covid-19 que este grupo se ha convertido en uno de los más vulnerables debido a que su sistema inmune está comprometido luchando con una condición de salud preexistente, la diabetes.

Además de lo anterior, de los pacientes diagnosticados, sólo 2 de cada 10 están en control y se estima que en 2045 en nuestro país vivirán 22.3 millones de personas con esta enfermedad, según el Atlas Mundial de la Diabetes 2019. En Diabetes and cause-specific mortality in Mexico City publicado en The New England Journal of Medicine se indica que 1 de cada 3 de las muertes en la población entre 35 y 74 años se atribuyen a la diabetes tipo 2.

Respecto a la proporción de hombres y mujeres con la enfermedad, a nivel nacional la diabetes tiene mayor prevalencia en las mujeres (11.4%) que en los hombres (9.1%) y las entidades federativas con mayor porcentaje de personas con diabetes son: Campeche (14.0), Tamaulipas (12.8), Hidalgo (12.8), Ciudad de México (12.7) y Nuevo León (12.6), revela también la ENSANUT.

La probabilidad de desarrollar complicaciones de la diabetes a largo plazo es alta, principalmente enfermedades del corazón, insuficiencia renal y ceguera, las cuales han llevado a que la diabetes mellitus sea una de las principales causas de muerte en todo el mundo según la OMS. En México es la segunda causa de muerte.

Día Mundial de la Diabetes, una de las principales causas de muerte en todo el mundo

En ese sentido, cada día 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una iniciativa creada por la Federación Internacional de Diabetes (IDF) en conjunto con la OMS para recordar y hacer énfasis en la importancia del abordaje, prevención y complicaciones de la enfermedad. Este 2020 el tema principal es "Diabetes: Los profesionales de enfermería marcan la diferencia", es decir, este año la labor de la enfermería en diabetes es central pues desempeña un papel fundamental en el cuidado, educación y apoyo de las personas que viven con esta enfermedad:

"Ellos pueden marcar la diferencia para las personas afectadas por la diabetes, para ayudar a las personas a controlar su enfermedad y prevenir complicaciones debido a la diabetes".

Al respecto, la educación en diabetes tiene sus inicios en los primeros años del siglo XX, siendo las enfermeras las primeras educadoras en diabetes de la historia; posteriormente su papel evolucionó de ser auxiliar en la administración de la insulina, hasta convertirse en especialista en educación en diabetes a través de la formación en escuelas especializadas que inicialmente estaban afiliadas a hospitales como se lee en The History of Diabetes Nursing 1914- 1936.

Con los millones de mexicanos que viven con diabetes sabiendo su enfermedad o no, la cifra de educadores en diabetes queda muy rebasada pues son 2 mil los educadores que la Federación Mexicana de Diabetes ha capacitado desde el año 2001 y son 400 educadores en diabetes certificados y registrados en el país por el Consejo Nacional de Educadores en Diabetes (CONED), que son esenciales para el acompañamiento y control de los pacientes con este mal.  

¿Qué es la diabetes mellitus tipo 2?

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) define a la diabetes como un trastorno metabólico complejo caracterizado por la hiperglucemia o "azúcar alta" en la sangre debido a que el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina, una hormona que ayuda a que las células transformen la glucosa que proviene de los alimentos, en energía:

"Sin la suficiente insulina, la glucosa se mantiene en la sangre y con el tiempo, este exceso puede tener complicaciones graves".

Por otro lado, la diabetes es el resultado de la combinación de diversos factores como:

·         Edad

·         Sobrepeso u obesidad

·         Sedentarismo

·         Alimentación inadecuada

·         Antecedentes familiares

·         Factores genéticos.

Hasta el 90% de los casos de diabetes están relacionados con sobrepeso y obesidad advierte la Federación Mexicana de Diabetes, A.C.

Al respecto, en entrevista con SuMédico, la especialista en Endocrinología y Medicina Interna, Mariana Mercado García explica que cuando hablamos de diabetes existen muchísimos tratamientos para controlarla pero no se cura.

 Esto quiere decir que la diabetes tiene Guías de Tratamiento o estándares de tratamiento médico en diabetes y la Asociación Americana de Diabetes, una de las asociaciones más importantes, cada año publica una actualización en la que habla de las guías de tratamiento.

Mercado explica también que las guías nos hablan desde que un paciente es diagnosticado, cómo tiene que empezar con cambios en el estilo de vida o algún medicamento como metformina; sin embargo, conforme van pasando los años las funciones del páncreas van cambiando:

"Todos nosotros, aunque no tengamos diabetes cada año que vamos envejeciendo nuestro páncreas va disminuyendo la cantidad de células beta que son las que producen la insulina; sin embargo, en las personas que viven con diabetes este proceso a veces es mucho más acelerado".

Fotografía. Doctora Mariana Mercado García

El diagnóstico de la diabetes puede llevar a un tratamiento inmediato con insulina, ¿por qué?

En ese sentido, Alejandro recuerda el día que le diagnosticaron la enfermedad:

"Yo no creo que sea porque comía mal o por el peso porque luego de que me dijeron que tenía diabetes, me adelgacé mucho y mis otros hermanos que también tienen diabetes son llenitos y corpulentos, yo no. El día que me dijeron de la diabetes yo iba por otra cosa pues me daba mucha sed y tenía la bosa reseca, con sabor raro y yo pensaba que era muy raro eso, nunca pensé que era diabetes y cuando me enteré le llamé por teléfono a mi hermana que es enfermera. Ella me convenció de tomar medicamentos porque yo no quería. Yo dije ´la última palabra es de Dios´ aunque me dio miedo por mi esposa y mi hijo que apenas iba a entrar a la universidad y en ese momento pasaba por un problema de adicciones".

Respecto a lo anterior, se sabe que las personas que son diagnosticadas con diabetes a veces ya perdieron al menos el 50% y hasta el 80% de la función pancreática que tenían y la producción de insulina:

"Entonces cuando se inician los tratamientos ya no existen muchas células beta con insulina; son la diabetes y la edad lo que las va acabando. Cuando muchos pacientes se enteran después de años, son personas que ya requieren de insulina pues la producción de su cuerpo ya no es suficiente y es cuando les indicamos insulina".

Anteriormente se creía que la insulina solamente se indicaba cuando las personas estaban muy mal pero ahora tenemos insulinas que han evolucionado:

"Tenemos excelentes tratamientos, pasamos de insulinas que solamente ofrecían un control glucémico hasta tener insulinas más modernas que actualmente pueden dar una cobertura de 24 horas y no solamente eso, cada vez las insulinas análogas van teniendo menos riesgo de hipoglucemia, una cuestión muy relevante en los tratamientos con insulina".

La doctora dice además que algunas de las insulinas que pueden encontrarse en el mercado ya son prácticamente iguales a la insulina producida de manera natural en el cuerpo y no generan daño:

"Al ser tratamientos eficaces, existe el peligro de hipoglucemia, pero las insulinas modernas cada vez reducen más ese riesgo".

El uso de insulina no deja ciego, tampoco daña el riñón ni causa adicción

Respecto a los mitos de la diabetes, la doctora Mercado asegura que muchos son respecto a la insulina pues algunos pacientes piensan que si se ponen insulina van a quedar ciegos, que va a dañar sus riñones, que les creará dependencia; sin embargo, estos mitos están alejados de la realidad:

"El daño en los ojos se sabe que es por el mal control de la glucosa a lo largo del tiempo; los niveles de glucosa alto causan daño en la retina y el riñón igualmente, cuando se ha tenido la glucosa descontrolada también se daña pues los pequeños vasos de este se van dañando. En la actualidad se sabe que son mitos y que aquellos pacientes que están en metas de control glucémico, es decir con una hemoglobina glicosilada de menos del 7% o una glucosa en ayuno entre 80 y 130 según la Asociación Americana de Diabetes pues es un paciente que también va a tener menos riesgo de desarrollar complicaciones".

En el caso de Alejandro refiere utilizar insulina nph intermedia y tomar jugo de limón con un poco de sal pues dice le ha ayudado mucho:

"La gente piensa que no ayuda, pero hay alimentos y cosas que creo que funcionan más que la insulina, pero no nos dicen bien los doctores y a muchos nos da miedo que con insulina vaya a pasar algo peor".

Lo anterior, como comentó la doctora Mercado, es nuevamente un mito en torno a la insulina que genera temor y pone en riesgo a los pacientes que muestran escepticismo a los distintos tratamientos, pero la especialista en endocrinología explica:

"Incluso ahora tenemos insulinas que están combinadas con otra hormona que son los análogos de GLP1 y entonces esta combinación de insulina con estos nos permite tener mayores beneficios como utilizar menos unidades de insulina, disminuir más el riesgo de hipoglucemia o evitar el incremento de peso. Y son insulinas seguras".

Agrega que en el manejo de insulina hay que recordar a los pacientes la importancia del manejo multidisciplinario, es decir, que incluya no solamente al médico sino a otros especialistas como educadores en diabetes o nutriólogos para organizar sus alimentos y disminuir riesgos.

"Cada paciente es diferente, las unidades de insulina que los pacientes requieren dependen de diversos factores como el peso, la evolución y tiempo con la enfermedad, grado de resistencia a la insulina, medicamentos extra. Por ello es importante que cada paciente visite a su médico para conocer la dosis de insulina adecuada y las cantidades pues no siempre se requerirá lo mismo".

Alejandro casi pierde la mano, pensó que sería mejor morir

Alejandro lleva seis meses de haber salido del hospital y dice que, si bien experimentó temor por una posible amputación, ahora solamente espera que cada día existan mejores tratamientos para una enfermedad que le genera mucho miedo, pero de la cual ha aprendido también mucho:

"Sí da miedo, no sabes cuándo te dará un infarto y hasta ahí quedarás; tampoco sabes si vas a amanecer vivo y pues a mí me mantiene bien leer mucho de la enfermedad, a veces me dicen que eso afecta, pero ya no he recaído, tengo un nivel normal de glucosa".

El mayor temor de Alejandro era perder su mano:

"Pensé que iba a salir sin la mano, la gente piensa que entras y ya te cortan la pierna o la mano pero no es así. Intentan rescatarte esa parte, te limpian, te dan medicamentos y te ve mucha gente. Mi hermana enfermera iba a verme y me decía que no podía usar remedios caseros y sí, tiene razón pero la cosa es que hay muchos en Youtube y ves comentarios de que sirven... en fin, cada día en el hospital pensaba qué iba a hacer sin una mano. Es complicado. Piensas en morir".

Fotografía: Mano de Alejandro cuando comenzó la infección

También te recomendamos: ¿Cuánta vitamina D se debe consumir al día?

Finalmente, la doctora Mercado dice que hay distintos tipos de tratamientos y todos son conforme a la particularidad de cada paciente:

"Hay pacientes que únicamente requieren insulina basal o de larga acción o hay pacientes que requieren de insulinas rápidas, pero por ello es importante que las personas acudan con un especialista y se aborde cada caso por un equipo multidisciplinario".



publicidad

publicidad

publicidad