publicidad

5 beneficios de comer papaya si tienes diabetes
Diabetes

5 beneficios de comer papaya si tienes diabetes

Contiene fibra soluble la cual ayuda a tener mayor saciedad y evita los excesos en la alimentación causados por los antojos constantes en la diabetes.

  • INGRID SILVA
  • 11/06/2020
  • 12:17 hrs.

Muchas personas piensan en la papaya para la diabetes pues se trata de un alimento popular en el mundo de las dietas, incluso se ha hablado de la papaya verde para diabetes como una forma de contrarrestar los niveles altos de azúcar en la sangre, sin embargo, ¿se trata de mitos o realidades y cuáles son los beneficios de la papaya?

Recuerda que comer fruta en diabetes es posible, siempre y cuando se haga una selección entre calidad nutritiva y cantidad adecuada (tamaño de porción). La papaya es una fruta que pertenece a la familia de las caricáceas (Caricaceae) y tiene su origen en América Central.

Esta fruta puede tener forma redonda o alargada y también puede tener parecido con la pera, la cáscara puede tener coloración verde, anaranjada, amarilla o roja conforme la variedad o tiempo de maduración.

Te recomendamos:5 beneficios de los granos enteros para las personas con diabetes

 

Papaya para la diabetes: ¿sí o no?

Por sus cualidades nutritivas se ha dicho que se trata del "comodín" de las dietas pues es compatible con casi cualquier tipo de dieta y contiene una enzima proteolítica que se conoce como papaína que actúa de forma similar a la pepsina que está presente en el jugo gástrico y que tiene capacidad para digerir

En el caso de la diabetes, como una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina producida, requiere en gran medida de una alimentación nutritiva y equilibrada para el control de los niveles de azúcar en sangre como refiere la Organización Mundial de la Salud (OMS):

"El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia que es el aumento del azúcar en sangre o la hipoglucemia es un bajo nivel de azúcar en sangre".

 

Por lo anterior, podríamos pensar que la papaya puede formar parte de una alimentación equilibrada y nutritiva, pero ¿cuáles serían los beneficios de la papaya en la diabetes?

1. Antioxidantes. Contiene vitamina C, la cual mejora la absorción de nutrientes como el hierro, fundamental para fortalecer el sistema inmunológico y prevenir infecciones.  También contiene zeaxantina la cual protege de los radicales libres y de la degeneración macular que se asocia con la edad.

2. No afecta niveles de glucosa. Se trata de una fruta y por lo tanto es dulce y aporta carbohidratos, sin embargo, tiene una cantidad moderada de azúcar que consumida en porciones adecuadas otorga nutrientes y saciedad sin afectar el azúcar en sangre.

De forma general se sugiere consumirla en porciones pequeñas que no excedan una taza y acompañarla de otros alimentos que contengan proteína para evitar la hipoglucemia.

3. Menos hambre. Contiene fibra soluble la cual ayuda a tener mayor saciedad y evita los excesos en la alimentación causados por los antojos constantes que afectan a las personas con diabetes.

4. Corazón sano. Aporta sodio y fibra que benefician la salud del corazón, pues el consumo de potasio acompañado de la disminución de sodio en la alimentación habitual es una estrategia clave para reducir riesgo cardiovascular.

5. Mejor digestión. La papaína permite que la función digestiva mejore, por ejemplo, prevenir el estreñimiento.

También te sugerimos: ¿Por qué las personas con diabetes se sienten más cansadas?

Como te darás cuenta la papaya aporta nutrientes esenciales para la prevención y tratamiento de enfermedades crónicas como la diabetes, por ejemplo, vitaminas A, C, E y algunas del complejo B, además de minerales como calcio, magnesio y fósforo.

Finalmente, también destaca por su contenido de fibra y antioxidantes, por lo cual, algunas publicaciones en revistas especializadas como Diabetes in Control la han señalado como una opción adecuada para personas con diabetes, sin embargo, siempre debes consultar con un especialista en Nutrición que elabore un plan de alimentación personalizado que permita el mejor tratamiento nutricional para la enfermedad.


publicidad

publicidad

publicidad