¿Es normal sangrar después del sexo anal?
Salud Sexual

¿Es normal sangrar después del sexo anal?

Foto en portada: needpix.com

Puede parecer espantoso, pero tiene una razón científica

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 30/01/2020
  • 12:27 hrs.

El sexo anal sigue siendo un tema tabú debido a la naturaleza de la cavidad y su uso particular. Muchas personas no se sienten cómodos hablando del tema ni practicándolo por el miedo o el estigma que rodea este acto y si bien trae beneficios como orgasmos intensos, las relaciones sexuales de este tipo pueden hacer que se presente un poco de sangre en la región.

Manifestar sangrado después de la penetración puede parecer un momento atemorizante debido a que no se trata de una zona "limpia" si se le quiere decir así, pero es más común de lo que piensas.



Foto: emojiterra.com


Puedes leer: ¿Puede el sexo anal ocasionar hemorroides?

Primero que nada, es importante que sepas que esta zona, al no contar con lubricación natural, requiere de lubricantes. Procura que sean a base de agua y que estén especialmente diseñados para las relaciones sexuales. Esto es porque los que son a base de aceite pueden causar que se rompa el condón y derivar en Enfermedades de Transmisión sexual.

Ahora bien, digamos que decidiste abrir la "puerta trasera" y cuando terminaste descubriste sangre en las sábanas.

¡No te espantes!

Muchas personas experimentan manchas de vez en cuando debido a la naturaleza delicada de los tejidos involucrados y el sangrado después del sexo anal puede ser el resultado de demasiada fricción, comportamiento rudo o cortes.

Estas son algunas de las causas más comunes del sangrado post sexo anal:

+ Fisuras anales: El tejido delicado del canal rectal y alrededor del ano puede romperse durante la penetración. Si tienes esto, podrás detectarlo gracias al dolor cuando vas al baño, que irá acompañado de un sangrado de las fisuras.

+ Hemorroides internas o externas: Dichos vasos sanguíneos pueden ser indetectables hasta que explotan durante el sexo anal. La presión y la fricción de los dedos, un juguete sexual o el pene pueden abrir estas venas.

+Estreñimiento: puede ser agudo o crónico. Los movimientos intestinales pueden ejercer presión sobre los músculos del recto y que cuando pujes para evacuar las heces puedas desarrollar hemorroides y lágrimas. Esto puede ocasionar dolor y sangrado después del sexo anal.

+ Uso excesivo de enemas: Un enema consiste en insertar líquido o gas en el recto con el objetivo de vaciar los intestinos, permitir un examen o administrar medicamentos. El problema está en que los enemas pasan líquido al recto y al intestino grueso para aliviar el estreñimiento y si bien su uso puede ser seguro en ocasiones, su uso frecuente puede irritar el tejido, originando que las fisuras o rasgaduras sean más frecuentes.


Foto: pxfuel.com


También te puede interesar: 3 beneficios del sexo anal

Es muy raro que el sexo anal lastime el colon, pero el sangrado menor no será el único síntoma. También podrás experimentar dolor extremo, hinchazón en la parte inferior del abdomen, fiebre y náuseas. Si presentas alguno de estos síntomas, acude de inmediato con tu médico.

Un doctor debe ver cualquier lesión que cause grandes cantidades de pérdida de sangre, dolor e inflamaciones persistentes. 

Si por el contrario utilizaste juguetes sexuales en el acto y uno quedó atorado, no deberás intentar sacarlo por ti mismo ni pedirle a otra persona que lo intente retirar. Corre con un doctor y coméntale la situación. Podrías lastimarte más si lo sacas por tu propia cuenta o eres asistido por un compañero que no sabe realizarlo correctamente.


Con información de healthline.com, healthdirect.gov.au, .avert.org, medicalnewstoday.com


publicidad

publicidad

publicidad