publicidad

Día de las Madres en la pandemia: celebración, cultura y emociones
Covid-19

Día de las Madres en la pandemia: celebración, cultura y emociones

Fotografía: RTVE.es

El nacimiento psicológico de los seres humanos da inicio con la madre, desde el momento en que eres concebido hay una relación emocional con ellos.

  • INGRID SILVA
  • 10/05/2020
  • 03:25 hrs.

Aproximadamente 36 millones de mexicanas son madres, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Este 10 de mayo, será un Día de las Madres distinto pues se celebrará en medio de la pandemia de covid-19, situación que requerido de una estrategia principal planteada por el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Salud (Ssa), que es la "Jornada Nacional de Sana Distancia" que busca lograr distanciamiento social entre la población mexicana evitando congregaciones o movilidad de personas.

La celebración a las madres es fiesta nacional y su relevancia ha sido comparada por muchos con otros festejos importantes como la Navidad o el Año Nuevo. Se trata de un hecho importante desde el punto de vista social en México y el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell ha pedido utilizar mecanismos creativos para estar cerca de los seres queridos sin romper la sana distancia, pues el país atraviesa el punto más alto de transmisión del nuevo coronavirus.

Te recomendamos: 3 actividades para madres e hijos durante la cuarentena

Un 10 de mayo distinto: la pandemia de covid-19 en el Día de las Madres

En ese sentido, el doctor Aldo Suárez, especialista en psiquiatría y ex presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana. explica que la pandemia de covid-19 ha generado un clima de enfermedad y muerte que, unido a grandes pérdidas económicas a nivel personal y nacional, crea un riesgo psicosocial elevado ante la amenaza de un evento traumático:

"Una pandemia es un evento catastrófico, por lo que es necesario atender la aflicción y sus consecuencias psicológicas. Debemos considerar que toda la población es propensa a sufrir estrés, angustia y ansiedad, por lo que es esperable que aumente la incidencia de trastornos psíquicos como la depresión. Entre la tercera parte y la mitad de la población expuesta podrá sufrir alguna manifestación psicopatológica, de acuerdo con la magnitud del evento y el grado de vulnerabilidad ante éste".

En entrevista para Sumédico.com, el doctor Suárez, explica que, históricamente el vínculo materno es distinto, pero algo no cambiará: venimos de sus entrañas y aunque las mujeres cumplen muchas funciones, son las madres quienes conocen emocionalmente a sus hijos:

"El miedo de los hijos es traducido por la madre".

Además, el doctor refiere que la crianza es la función materna principal y tiene que ver con que la madre traduce el mundo emocional de sus hijas e hijos:

"Las madres son el regulador emocional del bebé, ¿qué pasa cuando un niño llora? La madre sabe qué hacer. El nacimiento psicológico de los seres humanos da inicio con la madre, desde el momento en que eres concebido hay una relación emocional con ellos, si es deseado o no, si se le habla o no."

Lo anterior significa que el crecimiento psicológico tiene que ver con la madre, los cuidados, la atención, la alimentación, todo aquello que nos hace humanos y que determina el desarrollo como seres humanos:

 

"Las madres tranquilizan, estimulan y controlan, esas funciones continúan y son pilares emocionales de la casa, por ello requiere de un reconocimiento por su labor y no como madrecitas sino como el pilar de la vida emocional en casa, son el referente de la vida emocional de las familias".

Un 10 de mayo en medio de la pandemia: ¿nuevas formas de celebrar?

El especialista en psiquiatría además habla de los regalos en este día y las formas de cercanía a las madres ante la pandemia:

"Se trata de inventar nuevas formas de estar con ellos, muchos de nuestros abuelitos no están acostumbrados al uso de la tecnología, hay que hacer uso de las tecnologías. En aquellos casos que no es posible, hay que buscar cosas simbólicas, como una serenata, reuniones en jardín o en el patio a través de videollamadas, pero no ir a visitar. No ir."

También es importante que la situación sea explicada a las madres y familias pues la advertencia está:

"Se puede hacer como en los juegos; enviar un vale de abrazos, de cercanía, pues se espera que, en ese día habitual de caos, la gente pueda bajar la guardia, porque además de todo viene en los días que se ha identificado de mayor contagio".

Las abuelas en México y la búsqueda del mejor regalo...

Suárez hace una comparación entre la vida de las personas mayores en países como Estados Unidos u otros ubicados en Europa en donde suelen vivir solos y en cambio, en México viven con sus familiares; no hay visitas espontáneas, son cercanas:

"Las personas mayores no están acostumbradas al aislamiento y se lleva forzadamente. Tenemos que insistir que no hay que bajar la guardia en día de las madres, ni porque la familia lleve 4 semanas de confinamiento ya puede salir y hacer visitas".

    

El psiquiatra subraya que, si bien culturalmente las madres mantienen la organización en el hogar, dan de comer, no dignifica que no puedan participar de la elección o hasta sugerir que sus regalos sean algo personal, algo que sea algo para que produzca gusto y placer y cuidar que no caigan en depresión, uno de los mayores peligros en el confinamiento:

"Las personas mayores no dirán que estén tristes, pero aumentan las quejas somáticas, si se quejaban tantito de tal o cual cosa, empiezan a quejarse mucho, identificar temas sensibles que estén tristes, baja de peso, que no aumenten ".

Distanciamiento social: un regalo de amor

 Suárez dice que la pandemia debe explicarse como una situación extraordinaria y anómala, pues las madres suelen tener múltiples preocupaciones por los hijos, por el esposo; por todos en la familia:

"Más allá de pensar en una función de atención a la familia como darles de comer, hay que dejarlas que hagan aquello que les gusta, si ellas quieren preparar la comida, valorarlo y que hagan esos alimentos. Encontrar ¿qué las hace sentir menos peor en el confinamiento? No perder lo importante, si quieren hacer de comer, adelante y si quieren otra cosa, que ellas siempre decidan".

El doctor subraya además  la importancia del distanciamiento social, al cual nombra un acto amoroso:

"Tenemos que hacer de este día de celebración un acto de cuidado, no poner en riesgo a las madres, no movernos por sentimentalismo sino por responsabilidad y salud".

Una reflexión profunda... Acerca de cómo también conviven distintas generaciones y posturas acerca del festejo el doctor invita a la reflexión pensando en la salud emocional y los significados diversos que se otorgan al festejo:

"No hay que pensar que es un día consumismo o para evidenciar rol histórico de sumisión de la mujer, hay que darle la vuelta y hacer una reflexión profunda del papel histórico de la mujer pues hasta 35% de los hogares en el país, actualmente son dirigidos por una mujer".

También te sugerimos: Mitos y realidades del amor de una madre

¡Quédate en casa!

El llamado de López- Gatell es claro este 10 de mayo pues advierte que de visitar a los familiares se corre el riesgo de transmitir el virus, por ello se deben evitar visitas a madres y abuelas:

 

Finalmente, el mejor regalo este día es distanciamiento social, quédate en casa.


publicidad

publicidad

publicidad