publicidad

¿Cómo saber si mi perro tiene gusanos?
General

¿Cómo saber si mi perro tiene gusanos?

Foto en portada: pexels.com

Ellos también pueden llegar a contraer estos parásitos

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 08/01/2020
  • 14:25 hrs.

Hay que poner atención en lo que comen nuestras mascotas. Como sus hocicos están mucho tiempo pegados en el piso, los perros (y los gatos) pueden ser víctimas de varios parásitos intestinales frecuentemente conocidos como gusanos. En el caso de los lomitos, estos parásitos son uno de los problemas de salud más frecuentes y admitámoslo: el pensar que nuestros mejores amigos de cuatro patas tienen bichos en el cuerpo siempre es una idea desagradable... nadie quiere pensar en insectos raros dentro del organismo de su can.

Es importante detectar los síntomas y conocerlos para saber si nuestro can está enfermo. Por ello, aquí te dejamos las señales que debes buscar para saber si tu perro está infectado:

1) Diarrea

2) dolor abdominal

3) pérdida de peso

4) vómitos

5) mala apariencia de su pelaje

6) una "pancita" que no estaba antes ahí

7) letargo

8) deshidratación

9) anemia y deficiencias en nutrición

10) bloqueo intetinal o neumonía 

11) heces con sangre

 

Foto: needpix.com

 

Puedes leer: Tratar a perros como hijos podría causar este tipo de trastorno

Y es que es imoprtante tratarlos porque si no son atendidos a tiempo, pueden afectar gravemente la salud de nuestras mascotas. En palabras del doctor y director veterinario del American Kennel Club, Jerry Klein, "Pueden ocurrir serios problemas de salud si no se tratan los gusanos en los perros. Los gusanos se pueden recoger de las heces de su perro y del suelo contaminado. Pueden infectar a otros perros y, en algunos casos, las personas pueden contraer ciertos tipos de gusanos. Esa es una razón por la que es importante que siempre limpies cuidadosamente las heces de tu perro”.

Un factor a tomar en cuenta es que existen cinco tipos principales de gusanos

A) Lombrices intestinales: Un gran porcentaje de canes nacen con larvas microscópicas de gusanos redondos o ascaridos en sus tejidos. Estas larvas se introducen en el organismo directamente desde el útero de la madre.

B) Tenias: se adquieren al pulgas infectadas o al consumir animales salvajes infestados con estas o pulgas. Una vez que el lomito se come la pulga, el huevo de la tenia sale del cascarón y se adhiere al revestimiento intestinal del can.

Los perros infectados pueden pasar segmentos de tenias en su popó. Estos pueden ser visibles y se parecen a pequeños trozos de arroz. A veces, los perritos afectados pueden deslizar su trasero por el suelo.

Si ves que tu mascota hace esto o notas algo raro en sus desechos, puedes llevar una muestra fecal al veterinario para que te diga si “Firulais” está infectado.

C) Anquilostomas: Se trata de parásitos intestinales que causan anemia en los perros y pueden ser fatales en los cachorros si no se tratan. Son muy pequeños (aproximadamente 1/8 de pulgada) pero ingieren grandes cantidades de sangre cuando se adhieren a la pared intestinal del perro.

Estos pueden ser contraídos al ingerir larvas de anquilostomas del medio ambiente o, en el caso de Ancylostoma caninum, pueden pasar de la leche de una perra a sus cachorros.

 

Foto: piqsels.com

 

También te puede interesar: ¿Cómo saber si mi gato tiene fiebre?

D) Gusanos: viven en el comienzo del intestino grueso y el colon, donde pasan sus huevos a las heces del perrito. Estos son adquiridos al ingerir una sustancia infestada que puede incluir tierra, alimentos, agua, popó o carne de animales.

E) Gusanos del corazón: son los más preocupantes y los más prevenibles. El parásito es transmitido por el mosquito y dado que resulta casi imposible evitar los mosquitos, los veterinarios recomiendan los chequeos periódicos para mantener a salvo al perro. ¿Cómo funcionan? los gusanos del corazón crecen y se multiplican dentro del corazón, causando enfermedad pulmonar severa, insuficiencia cardíaca, daños a los órganos y, en última instancia, la muerte si no son tratados.

Recuerda que los perros son animales muy expresivos, por lo que te podrás dar cuenta si algo anda mal con tu peludito en su forma de comportarse o moverse. 

Es importante que en el momento en que te des cuenta, lo lleves al veterinario para una revisión. El especialista te dará un diagnóstico y te dirá la mejor manera de tratar a tu mascota.

 

Con información de American Kennel Club, Cesarsway.com, PetMD


publicidad

publicidad

publicidad