publicidad

¿Cómo saber que tengo una buena salud mental?
Emociones

¿Cómo saber que tengo una buena salud mental?

Comprender lo que se considera buena salud mental es complicado, pero es fundamental

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 27/06/2019
  • 15:00 hrs.

Comprender lo que se considera una buena salud mental es complicado, pero puede haber algunas señales que indican que algo no anda bien con tus pensamientos.

¿Cómo saber si tengo una buena salud mental? A continuación te lo decimos. 

¿Cómo saber que tengo buena salud mental?

De acuerdo a la Dra. Patricia Romero Solis, maestra en psicología clínica del Hospital Juárez de México (HJM), una buena salud mental se considera como un estado de bienestar en que una persona tiene bien equilibrado los aspectos emocionales, sociales y mentales.

Este bienestar lo mantiene en todas las esferas: en el trabajo, en la familia y con las relaciones de pareja.

“Cuando nos sentimos bien emocionalmente, somos capaces de hacer mejores relaciones, de sentirnos mejor con nosotros mismos, con los aspectos de nuestra vida y con lo que hacemos”, indica la especialista.

Por el contrario, cuando algo no anda bien con nuestra salud mental, pueden manifestarse algunas emociones como:

-Tristeza por más de 2 semanas

-Angustia y desesperanza

-Falta de interés en lo que solías disfrutar

-Problemas para dormir (dormir más o menos de lo normal)

-Problemas en las relaciones personales

Cuando estas situaciones se presentan, es importante evaluar lo que estamos sintiendo, para poder diferenciar una tristeza pasajera, de una problema de salud mental mayor como la depresión.


“La tristeza suele presentarse en situaciones muy específicas, cuando vivimos una ruptura o perdemos el trabajo. Hay que identificar la intensidad de las emociones y la duración”, explica la especialista.

Cuando nos sentimos tristes por un ratito y por algo específico es normal, pero si ya pasó el tiempo y el sentimiento sigue ahí de forma intensa, puede ser señal de un problema de salud mental.

También lee: Adolescentes, más vulnerables a tener depresión

Los trastornos mentales más comunes en la actualidad son la depresión y ansiedad.

“El estilo de vida actual ha aumentado la sensación de inquietud y angustia, lo que ha hecho que se presenten más casos de ansiedad de los que habían anteriormente”, explica la doctora del HJM.

Por su parte, se estima que el 17% de la población general en México tiene depresión.

¿Cómo tener una buena salud mental?

De acuerdo a la Dra. Romero Solis, lo primero que debes trabajar es en tu capacidad de verte a ti mismo, reconocer lo que estás viviendo y tus emociones, cuando estás enojado o triste.

“También debemos tratar de mejorar nuestras relaciones interpersonales, alejarnos de relaciones tóxicas y de personas que pueden lastimarnos”, agrega.

Hay que ser más activos, hacer ejercicio nos hace entrar en un estado mejor porque la salud física influye mucho en la salud mental.

Encuentra maneras de lidiar con el estrés, escribe, pinta, lee o escucha tus canciones favoritas, lo que más disfrutes y que te ayude a despejar tu mente.

También debes cuidar lo que comes, elige alimentos saludables siempre que puedas, ya que lo que comes puede afectar tanto tu humor como tu salud en general.

Algo muy importante es evitar fumar o abusar de otras sustancias, pueden ayudarte a lidiar con tus problemas por un momento, pero a largo plazo, estos hábitos empeoran tu salud mental.

Pide ayuda cuando lo necesites, la mayoría de las veces no acudimos al psicólogo ni a los servicios de salud por todos los mitos que existen alrededor de la salud mental.

Guardar las emociones puede causar otros efectos en el cuerpo, como ronchitas o caída de cabello. Recuerda que el cuerpo puede empezar a hablar si nosotros no lo hacemos.

¿Y si ya tengo un problema de salud mental? Lo primero es pedir ayuda profesional, acudir a los tratamientos que sean necesarios y ser muy disciplinados con el tratamiento psicológico para obtener resultados positivos.

Cuida tu salud mental, invierte tiempo en ti, en lo que te gusta y sobre todo, nunca dudes en pedir ayuda cuando lo necesites.

Sigue leyendo: 3 consejos para vencer el miedo a la soledad





publicidad

publicidad

publicidad