¿Cómo detectar el cáncer en las mascotas?
Enfermedades

¿Cómo detectar el cáncer en las mascotas?

Foto en portada: flickr.com

El cáncer es la principal causa de muerte en el 47% de los perros y el 32% de los gatos

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 01/02/2020
  • 12:05 hrs.

No hay una prueba fácil para detectar el cáncer en las mascotas debido a que las pruebas existentes rara vez proporcionan información sobre el estado de esta enfermedad en los animales de compañía. Sin embargo, la tecnología ha avanzado y hoy nuestros mejores amigos de cuatro patas tienen una mejor oportunidad de recibir un tratamiento exitoso contra la neoplasia y el cáncer que antes gracias a los avances en el reconocimiento temprano, el diagnóstico y a la acción.

Enfrentarse a la noticia de que nuestra mascota tiene cáncer causa un sentimiento de impotencia y las estadísticas de la American Veterinary Medical Association (AVMA) dicen que aproximadamente, 1 de cada 4 perros desarrollará en algún momento de su vida, una neoplasia.

Una neoplasia es el crecimiento anormal incontrolado de células o tejidos en el cuerpo y el crecimiento anormal en sí también es conocido como "tumor".

"Las neoplasias benignas tienden a crecer lentamente; desplaza, pero no tiende a invadir, los tejidos corporales circundantes; y no se extienda por todo el cuerpo. Las neoplasias malignas, por otro lado, pueden ser impredecibles y crecer a diversos ritmos (a veces rápidamente), invadir los tejidos a su alrededor y propagarse o metastatizarse a otras partes del cuerpo", precisa la AVMA en su página web.


Foto: flickr.com

Puedes leer: ¿Le puede dar cáncer de mama a las mascotas?

¿Cómo detectar el cáncer en las mascotas?

Lo primero que debes hacer es aceptar que el que tu perro haya desarrollado cáncer no es inusual. A medida que las mascotas envejecen, su sistema inmunitario se debilita y el cáncer se convierte en un riesgo mayor.

Según la Veterinary Cancer Society, el cáncer es la principal causa de muerte en el 47% de los perros (especialmente en los que son mayores de diez años) y el 32% de los gatos. Los canes contraen esta enfermedad aproximadamente al mismo ritmo que los humanos, mientras que los gatos tienen menos cánceres.

Es importante que sepas que existen más de 100 tipos de cáncer en los lomitos y los tumores mastocitos son los más comunes es estos, siendo la Leucemia y el Linfoma son los más frecuentes en los michis.

Habiendo dicho esto, no está de más resaltar que las neoplasias a menudo se sospechan sobre la base del historial médico y el examen físico de las mascotas, pero que es probable que el veterinario necesite más pruebas como radiografías, análisis de sangre y exámenes de ultrasonido para confirmar los tumores. Para la mayoría de estos, la citología puede proporcionar rápidamente información básica sobre el tipo de tumor y confirmar un diagnóstico para ciertos tipos de cáncer. En algunos casos será necesario una biopsia.

La gran parte de las pruebas de detección "examinan diferentes biomarcadores tanto para gatos como para perros. Cuando consideramos las pruebas de detección de cáncer, con mayor frecuencia, los ensayos miden los niveles séricos de timidina quinasa (TK) y proteína C reactiva (PCR). La utilidad de estos marcadores no está bien establecida, pero a menudo se hace hincapié en su capacidad para detectar lo que en la profesión médica denominamos enfermedad residual mínima (ERM).

TK es una proteína involucrada en la síntesis de ADN y se expresa en células en división. Los niveles de TK aumentan con una mayor tasa de proliferación celular. Los niveles de TK se correlacionan con la actividad proliferativa de las células linfoides (y menos probable con la proliferación de otros tipos de células tumorales). Los niveles elevados de TK también están asociados con infecciones virales y afecciones inflamatorias.

Los niveles séricos de TK tienden a ser más altos en perros con cáncer que en perros sanos", señala PetMD.


Foto: needpix.com

 

También te puede interesar: ¿Puede darle lepra a las mascotas?

Lo primero que tendrás que hacer, será reconocer que el cáncer en mascotas no es algo inusual y que existen diferentes formas de tratamiento. Después, deberás informarte lo mejor posible sobre el cáncer de tu mascota. Si no sabes por dónde empezar, pregúntale a un veterinario y él te ayudará a descifrarlo.

Procederá comprender las opciones de tratamiento de tu mascota. Podría necesitar cirugía, quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia. En algunos casos con un tratamiento será suficiente, pero otros podrían requerir una terapia combinada.

Si detectas cualquiera de las siguientes señales, es hora de llevarlo al oncólogo veterinario:

+ Cansancio y fatiga injustificados

+ Estados febriles

+ Pérdida de peso injustificada

+ Falta de apetito, inapetencia

+ Caída del estado anímico

+ Dolor y/o lloriqueo

+ Síntomas evidentes cómo: Calvas, perdida de pelo, bultos extraños, inflamaciones, sangrado.

Recuerda que una detección temprana puede ayudar mucho a las posibilidades de supervivencia de tu perro o gato.


Con información de petmd.com, avma.org, oncolink.org, cancer.gov, soyunperro.com


publicidad

publicidad

publicidad