publicidad

¿Cómo influye el ciclo menstrual en las futbolistas?
De Mujeres

¿Cómo influye el ciclo menstrual en las futbolistas?

Foto en portada: commons.wikimedia.org

El Chelsea Femenil se convirtió en el primer equipo de balompié en el mundo que adapta su programa de entrenamiento a los ciclos menstruales de sus jugadoras.

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 08/03/2020
  • 17:41 hrs.

La menstruación es la serie mensual de cambios que atraviesa el cuerpo de una mujer en preparación para la posibilidad de embarazo. El Manual MSD, explica que se trata de la descamación del revestimiento interno del útero (endometrio), que se acompaña de sangrado. Se produce aproximadamente en ciclos mensuales durante los años fértiles de la vida de la mujer, excepto durante el embarazo, empezando en la pubertad y cesando definitivamente con la menopausia.

Tomado en cuenta lo anterior, esta reacción natural del organismo femenino puede convivir con la actividad de las futbolistas y esto comienza a ser notorio en uno de los deportes favoritos de miles de personas en todo el mundo, por lo que, con motivo del Día Internacional de la Mujer, decidimos investigar cómo afecta la menstruación a las deportistas de élite y cómo se ha logrado implementar en un representativo nacional y en un club de la primera división del balompié inglés.

Dicen que gran parte del éxito de cualquier proyecto está en los detalles y el balompié no se queda atrás. Durante el mundial de Francia 2019, la Selección Femenil de Estados Unidos, en ese entonces tricampeona de la justa, llenó su vestidor con pósters que indicaban el calendario de la competición, los ciclos menstruales de las 23 convocadas y los días de medicación para que ambos temas fueran de la mano.

Además, previo al torneo y durante la competición, el representativo dirigido por Jill Ellis contó con la presencia de la doctora en fisiología, Georgie Bruinvels, quien monitoreaba la menstruación de las futbolistas para que no les afectara su rendimiento y, al contrario, pudieran usarla a su favor.

¿El resultado? Quedaron campeonas. ¿Su saldo? Siete victorias, 28 goles a favor, tres en contra y dos de sus delanteras: Alex Morgan y Megan Rapinoe empatadas como máximas anotadoras del torneo con seis tantos.

Foto: twitter.com/USWNT

Puedes leer: Dos mujeres que cambiaron el rumbo de la medicina en México y el mundo

El tiempo pasó y la adecuación llegó al nivel de clubes.

El 13 de febrero de 2020, el Chelsea Femenil se convirtió en el primer equipo de balompié en el mundo que adapta su programa de entrenamiento a los ciclos menstruales de sus jugadoras en un intento por mejorar el rendimiento y reducir sus lesiones.

De acuerdo con la entrenadora del club londinense, Emma Hayes, eso era algo que no se consideraba antes, ya que las deportistas eran entrenadas del mismo modo que los hombres y ellas tenían que considerar la respuesta natural de su organismo como explicó a The Telegraph:

El punto de partida es que somos mujeres y, en última instancia, pasamos por algo muy diferente a los hombres mensualmente. Tenemos que entenderlo mejor porque nuestra educación nos falló en la escuela; no nos enseñaron sobre nuestros sistemas de reproducción. Proviene de un lugar en el que queremos saber más sobre nosotros mismos y entender cómo podemos mejorar nuestro rendimiento.

Y es que en palabras de la nacida en Camden, las futbolistas habían sido tratadas físicamente de la misma manera que sus contrapartes masculinas durante demasiado tiempo y se debían tener en cuenta los efectos específicos de la menstruación en su rendimiento:

Es justo decir que soy una entrenadora en una industria donde las mujeres siempre han sido tratadas como hombres pequeños. La aplicación de cualquier cosa, desde rehabilitación a fuerza y acondicionamiento a táctica, todo proviene de lo que hacen los hombres.

Desde agosto de 2019, The Blues han diseñado los planes individuales de las jugadoras en torno a las fases de su ciclo menstrual y se espera que teniendo en cuenta este ciclo para los entrenamientos y el régimen de nutrición se pueda ayudar a controlar las variaciones de peso que a menudo afectan a los atletas durante ciertas fases de sus ciclos y reducir la susceptibilidad a las lesiones de los tejidos como el daño del ligamento cruzado anterior, que se ha relacionado con la menstruación.

La National Collegiate Athletic Association (NCAA) precisa que la parte del cuerpo que más se lastiman las jugadoras son las piernas. Las extremidades inferiores tienen un porcentaje de frecuencia de lesión (según dicha institución) del 65.3%, seguido por el torso y la pelvis (12.3%), contusiones (9.2%), las extremidades superiores (5.6%), la cabeza, el cuello y la cara (4.1%) y otras (3.5%).

Y el British Journal of Sports Medicine informa que diversos estudios han identificado que las futbolistas tienen una mayor incidencia de lesiones en la rodilla y el ligamento cruzado interior.

Las actividades más comunes en el momento de la lesión durante la competencia fueron el juego general (30.8%), las actividades defensivas (16.0%), cabeceo (10.1%), conducción o manejo de balón y drible (9.7%), balones sueltos (8.1%) y el porterear (6.6%).

Cabe resaltar que ambas escuadras tienen a una entrenadora en los banquillos, por lo que podría tratarse también de la hermandad o relación de solidaridad que existe entre las mujeres con respecto a las cuestiones sociales de género conocida como "sororidad".

Foto: commons.wikimedia.org

También te puede interesar: Entre adultos mayores, mujeres padecen más depresión

¿Qué es el ciclo menstrual y cómo convive con el deporte?

“Cada mes, uno de los ovarios libera un óvulo, un proceso llamado ovulación. Al mismo tiempo, los cambios hormonales preparan el útero para el embarazo. Si se produce la ovulación y el óvulo no se fertiliza, el revestimiento del útero se desprende a través de la vagina. Este es un período menstrual”, precisa Mayo Clinic.

Pero los ciclos menstruales no son iguales para todas las mujeres. Para saber lo que sienten durante la menstruación, se les preguntó sobre su estado de ánimo en dicho periodo, sus sensaciones durante el ciclo menstrual y cómo influye en sus actividades.


“Es difícil explicar lo que se siente menstruar pues a veces es doloroso y otras ocasiones solamente quieres sentir un abrazo o estar acompañada, se sienten cólicos, dolor, inflamación, mucho calor, antojos, más hambre, sueño, cansancio, dolor de cabeza y he visto algunas amigas que presentan cambios fuertes de humor. Un día puedes amanecer súper feliz y en minutos ser la más enojada, no es algo que se sienta bien pero te acostumbras y aprendes a prepararte, adquieres estrategias. Sí afecta las actividades cotidianas, bueno, no diría que las limita pero sí las complica porque tienes que estar pendiente de muchas cosas. Cambiarte varias veces al día la toalla femenina, preguntar a tus amigas de confianza si te has ensuciado, elegir cierto tipo de ropa por si ocurre algún accidente o no es tan cómoda. También es una inversión, pues cada mes toca comprar un paquete de toallas femeninas y toca igual elegir la mejor marca no porque estén bonitas sino porque las usas y te sirven, entonces mientras pruebas puedes tener algún accidente desagradable. Igual afecta para ir a nadar o hacer ejercicios que impliquen mucha actividad física, porque aunque digan que hay toallas femeninas, tampones y otras cosas, la verdad es que no dejas de preocuparte por los accidentes o no dejas de sentir lo que sientes” – María -


Sofía, la segunda entrevistada, explica que si bien su cuerpo se acostumbra a la menstruación, la preocupación es una constante...


"Es raro, pero te acostumbras y se vuelve normal. Días antes me siento como toda inflada y súper irritable, como que todo me enoja y exploto por cualquier cosa. Ya en esos días a veces dan cólicos, que se sienten como pellizcos fuertes en la parte baja de la pancita. Y pues sobre todo en los primeros tres días sientes cuando salen los "chorros" por decirlo de alguna manera. A veces eso es lo más incómodo, porque si son muy fuertes piensas que a lo mejor te manchaste o algo. En general creo que no afecta mucho mis actividades. Solo cuando tienes cólicos es difícil porque sientes dolor y no te concentras bien. En lo general hago todo normal, aunque evito usar pantalones claros"


El ciclo menstrual puede ser regular o irregular, además de ligero o pesado, doloroso o sin dolor o largo o corto. Se cuenta desde el primer día de un período hasta el primer día del siguiente y el flujo menstrual puede ocurrir cada 21 a 35 días y durar de dos a siete días.

“Después de la regla, las deportistas son imparables; antes de la misma, suficiente tienen con aguantar. Es importante atender al cambio hormonal que se produce durante el ciclo menstrual. Si tomamos como ejemplo un ciclo estándar de 28 días, del tercer día hasta el decimotercero, es decir, hasta la ovulación, generan estrógenos, que tienen características anabolizantes, y eso les permite completar entrenamientos muy intensos de fuerza y velocidad. Entonces llega la ovulación y, desde ahí hasta el final del ciclo, con la progesterona, aumenta la frecuencia cardíaca, cuesta más respirar... Es el momento de hacer sesiones de mantenimiento”, explica el responsable del curso “Mujer y Deporte” de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) y preparador de triatletas, Alberto García Bataller al portal El Mundo.

En el caso de la Selección de Estados Unidos y el Chelsea, estos representativos controlan el ciclo menstrual de sus jugadoras para que no coincida con sus actividades y competencias.

La menstruación es un proceso normal del organismo de las mujeres y no es un impedimento para que logren lo que se propongan en su vida. La mediocampista brasileña “Formiga” ostenta el récord de copas del mundo jugadas luego de haber participado en siete ediciones de esta competencia, la canadiense Christine Sinclair es la líder mundial de todos los tiempos en cuanto a goles internacionales tanto para hombres como para mujeres con 186 anotaciones y Jill Ellis, quien llevó a la selección de las barras y las estrellas a levantar su cuarto mundial, puede presumir el ser una de las pocas entrenadoras (y entrenadores) que ha ganado dos copas del mundo con una misma selección.


publicidad

publicidad

publicidad