publicidad

The Terminator: Hallan virus que acabaría con cánceres
Tipos

The Terminator: Hallan virus que acabaría con cánceres

Mostró ser capaz de eliminar todos los tipos conocidos de células cancerosas conocidas hasta ahora

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 12/11/2019
  • 17:54 hrs.

Estábamos tan cerca y a la vez tan lejos. O al menos así lo cree el Doctor Yuman Fong, del prestigioso Centro oncológico integral City of Hope en Los Ángeles, quien dice que desde antes de que muchos de nosotros naciéramos ya existían armas para "eliminar" el cáncer .

"Ha habido evidencias de que los virus podían matar el cáncer desde principios de 1900, cuando las personas vacunadas contra la rabia veían cómo su cáncer remitía”, explica el ahora descubridor de un virus que extermina a todos los tipos conocidos de células cancerosas.

Al contrario del cyborg creado por James Cameron, esta "solución" no vino del futuro ni mucho menos. Se trata de una enfermedad que poseen algunos animales granjeros que nos dan leche, quesos...



Sí, las vacas.

El método de Fong consistió en diseñar un microbio basado en la viruela de la vaca que, como era de esperarse, necesitó muchas pruebas antes de ver la luz. ¿Su nombre?: CF33.

Los primeros exámenes fueron realizados en roedores y el Journal Nature, medio que publicó la investigación en junio de 2019, precisó que en ese entonces todavía faltaba más trabajo:

" informamos el análisis de secuencia de CF33 y el potencial oncolítico de un virus CF33 que codifica GFP (CF33-GFP) con un J2Rdeleción en modelos de cáncer de pulmón. La replicación de CF33-GFP y la citotoxicidad resultante fueron mayores en líneas celulares de cáncer en comparación con una línea celular normal, in vitro. Después de la infección con el virus, las células cancerosas expresaron marcadores de muerte celular inmunogénica in vitro. Además, CF33-GFP era seguro y ejercía potentes efectos antitumorales a una dosis tan baja como 1000 unidades formadoras de placa en tumores distantes tanto inyectados como no inyectados con virus en el modelo de xenoinjerto tumoral A549 en ratones.

(...)

En conjunto, estos datos justifican una mayor investigación de este novedoso poxvirus quimérico para su uso potencial como un cáncer bioterapéutico".

"I'll be back"

Dicha frase le pertenece al personaje interpretado por Schwarzenegger, pero bien podría ser utilizada para describir lo que se hizo con esta nueva medicina.

Y es que la materia de trabajo no era tan nueva. Podríamos decir que fue como cuando creas una obra de arte con materiales reciclados o como cuando tomas un proyecto antiguo como base, lo perfeccionas y obtienes una maravilla que no se había visto antes.

"La vacuna es un virus de ADN bicatenario genéticamente estable de la familia Poxviridae. Tiene un historial de uso seguro en millones de humanos, ya que fue el componente activo de la vacuna que erradicó la viruela, una de las enfermedades más devastadoras conocidas por la humanidad y fue el primer virus oncolítico que demostró la oncólisis viral en el laboratorio en 1922.

La vacuna tiene un ciclo de vida corto bien caracterizado y se propaga rápidamente de una célula a otra, pero no se integra en el genoma del huésped. Es altamente citolítico para una amplia gama de tipos de células tumorales. Tiene el potencial de actuar como un vehículo de administración de terapia génica y como agente oncolítico", menciona el sitio web de la empresa australiana de biotecnología Imugene, que se encargó de desarrollar al "Exterminador del cáncer".


 

¿Cómo funciona el CF33?

De acuerdo con esta empresa fundada en 2012, el CF33 es una combinación de secuencias genómicas de múltiples cepas de virus vaccinia para generar un virus nuevo, más seguro y más potente.

CF33 tiene dos genes: el Simportador de yoduro de sodio humano (hNIS) y el anti PD-L1.

El primero permite que la imagen rastree el virus in vivo y medie la radioterapia dirigida y el segundo permite la mejora de la inmunoterapia contra el cáncer. Actualmente se tienen dos candidatos CF33: CF33 con aPD-L1 y CF33 sin ingeniería de aPD-L1 para el desarrollo.

Una nueva esperanza:

El desarrollo del CFF33 llegó como un oasis en el desierto. Como esa sensación que tuvo John Connor al ver cómo el T-800 sacrificaba su vida sumergiéndose en el acero fundido para derrotar al T-1000.

Todos los ensayos que se habían realizado habían resultado fallidos debido a la toxicidad que conllevaban.

“El problema era que si se lograba que virus fuera lo suficientemente tóxico como para matar el cáncer, preocupaba que también matara al hombre”, dijo Fong, quien entonces decidió probar con el virus de la viruela de las vacas, a sabiendas de que era inofensivo para los humanos, lo mezcló con otros virus y obtuvo la respuesta.

Esperan que el tratamiento se pruebe en pacientes con cáncer de mama, entre otras víctimas de cáncer, el próximo año.


Con información de Nature, Imugene, Daily Mail


publicidad

publicidad

publicidad